Bruzón amenaza el liderazgo de Leinier Domínguez


El Gran Maestro tunero Lázaro Bruzón juega cada vez con más confianza. Su racha de victorias consecutivas es impresionante y en sus últimas 12 partidas, ha ganado 11 de ellas y la otra culminó en tablas.

Este magnífico balance le ha permitido aumentar en ¡25,4! su coeficiente ELO, por lo que Bruzón aparece muy cerca de Leinier Domínguez, en el ranking mundial de ajedrez. De acuerdo con 2700 Live Chess Ratings, Domínguez está ubicado en la posición 23 (un descenso de tres puestos), con 2724,9, después de su participación en la fortísima Liga Rusa de ajedrez.

En Sochi Leinier perdió 5,1 puntos, pues aunque terminó con récord favorable de +2 – 1 = 4, lo cierto es que su derrota ante un jugador muy débil (Dubrov) fue muy costosa. Mientras, Bruzón tuvo una muy exitosa participación en el torneo de clubes de Cataluña, donde logró 7,5 puntos de 8 posibles. Gracias a esto superó la barrera de los 2700 puntos.

Bruzón aceptó representar a Cuba en el IV Campeonato Iberoamericano, un torneo realmente poco fuerte y donde el tunero era el amplísimo favorito. Supongo que la presión fuera enorme, porque un simple empate significaba una cuantiosa pérdida de unidades en el ELO; sin embargo, ha quedado demostrado que, frente a contrarios inferiores, Bruzón es implacable.

En Quito, sede del Iberoamericano, Bruzón ha ganado sus cuatro partidas del grupo A y ya está clasificado para la final del certamen. Sus triunfos sobre el argentino Rubén Felgaer (2564); el boricua Edgardo Almedina (2247); el uruguayo Andrés Rodríguez (2518) y el venezolano Rafael Prasca (2420) le han permitido aumentar su coeficiente, por lo que actualmente muestra 2719,4, a solo 5,5 puntos de Leinier.

Si Bruzón continuara con su asombroso paso, podría sobrepasar a Leinier en la siguiente actualización del ranking mundial, prevista para el primer día de mayo. En Ecuador al tunero le quedan, por lo menos, seis partidas. Veremos qué pasa con él. Su avance es brillante; pero sobre él siempre pesará una duda…en su cadena de triunfos ni siquiera ha chocado una vez contra un jugador de más de 2600. No creo que su ELO sea “inflado”, porque su calidad es indiscutible; pero no niego que me hubiera encantado ver a Lázaro Bruzón demostrar, ante sus fanáticos y críticos, en el grupo Elite, del Memorial Capablanca 2012, que él también puede vencer a contrarios de 2700.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido