lunes, abril 22Un espacio para todos los deportes

Super Bowl LVIII: ¿la venganza de los 49ers sobre los Jefes de Kansas City?

Cinco años atrás, en Miami, comenzó el dominio de los Jefes de Kansas City en la NFL. En aquel momento, un mariscal de campo con poca experiencia, pero muchísimo talento, como Patrick Mahomes, guió a su equipo a su primer título de Super Bowl, al derrotar a los 49ers de San Francisco. Ahora, en 2024, ambos equipos volverán a enfrentarse, en el Super Bowl LVIII, solo que esta vez no se trata de un “novato”, sino de un hombre que jugará su cuarto juego por el campeonato, en un lustro. Las casas de apuestas dan como favoritos a los 49ers; aunque es posible encontrar en casinos sin licencia españa una amplia variedad de opciones, para ese partido tan esperado, así como para una gran variedad de otros deportes y juegos online.

Al inicio de la postemporada, creo que nadie consideró a los Jefes de Kansas City como el equipo favorito para ganar la Conferencia Americana. Sin embargo, como ha sucedido en otras ocasiones, el equipo que dirige Andy Reid se puso en “modo playoffs” y dominó por completo los Delfines de Miami, sobrevivió al frío en Búfalo y, en su mejor demostración, acalló a la poderosa ofensiva de los Cuervos de Baltimore. Muy mal por el casi seguro MVP de la temporada, Lamar Jackson y bravo por la defensa que montó el coordinador Steve Spagnolo. Por tanto, los Jefes están de regreso en el Super Bowl. Su historial es de 2-1, con victorias sobre los 49ers y Águilas de Filadelfia y un revés ante los Bucaneros de Tampa Bay, con Tom Brady como mariscal de campo.

Mientras, en la Nacional, los 49ers, una de las franquicias con más historia en la NFL, con cinco títulos, sobrevivió nuevamente y jugará su octavo Super Bowl. San Francisco fue el equipo más dominante de la Conferencia Nacional; pero estuvo muy cerca de caer ante los Packers de Green Bay y se vio debajo 17 puntos ante los Leones de Detroit; sin embargo, ganó ambos partidos (por tres puntos), gracias a espectaculares repuntes en el último cuarto…y también con un poco de ayuda de los entrenadores jefes rivales. La agresividad de Dan Campbell, al frente de Detroit, fue su marca distintiva a lo largo de la temporada, pero en un partido en el que se jugaba el viaje al Súper Bowl debió al menos intentar los goles de campo y no arriesgar tanto en la cuarta oportunidad. El resultado hubiera sido diferente. De cualquier forma, Brock Purdy mostró que no solo sabe manejar bien al equipo, sino que también puede lograr jugadas decisivas.

Por tanto, tendremos un Super Bowl entre un equipo que buscar ratificar su dominio, con su tercer título en cinco años y otro que quiera la revancha y que, al parecer, muchos lo dan como favorito. No lo considero así. Creo que los Jefes, con Mahomes y “Kelce Swift” en su mejor momento prevalecerán en Las Vegas.

19 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *