Dominio Premier, el fútbol inglés recupera Europa

El fútbol inglés vivió una semana milagrosa. Una semana en la que las páginas para ver el fútbol sin registrarse de seguro tuvieron récords de visitantes, porque lo sucedido en Liverpool y Ámsterdam quedará guardado como dos de los momentos más emocionantes de todos los tiempos en las competiciones europeas. Por primera vez en la historia cuatro equipos de una misma liga disputarán los títulos más preciados a nivel de clubes. ¿Confirma esto a la Liga Premier como la más completa del mundo en la actualidad? La polémica no es nueva, aunque ahora los defensores de la Premier tienen un argumento de muchísima fuerza.

Antes de que sonara el pitazo inicial en Anfield no pocos buscaron dónde ver fútbol sin cortes, para disfrutar supuestamente de otra demostración de superioridad del Barcelona sobre el Liverpool. Los fanáticos rojos cantaban “You´ll never walk alone”, pero para todos quedaba claro que aquella era una misión imposible, con Firmino y Salah como espectadores de lujo, sin poder aportar en el terreno. Además, el Barca de seguro había aprendido la lección tras el papelazo en Roma, un año atrás. Por tanto, era solo cosa de esperar 90 minutos y comenzar a preparar la final en el Wanda Metropolitano.

La historia, por supuesto, ya la conocemos. Anfield se pareció a Roma y el Barcelona fue incapaz nuevamente de defender una ventaja de tres goles. Los fanáticos del Real Madrid, en todas las partes del planeta fútbol, sonrieron con sorna al ver cómo el archirrival, que los había humillado en la Liga española, caía eliminado de la peor forma posible. Perder ante el Liverpool por supuesto que entra dentro de cualquier pronóstico, pero ceder por goleada, con un tres a cero en la ida, es ridículo.

Los milagros ingleses no terminaron en Liverpool. Unas horas más tarde, tocó el turno al Tottenham. Este club tampoco podía contar con su mejor jugador (Harry Keane llevaba semanas fuera de juego) y, al igual que sucedió con los Rojos, estuvo en desventaja de 3-0 frente al Ajax de Ámsterdam, cuando solo quedaban 45 minutos por disputar. La eliminatoria parecía más que decidida; pero nuevamente apareció la tozudez inglesa. El tercer gol de Lucas Moura, instantes antes de que el árbitro pitara el final, ya forma parte de los momentos épicos de la Liga de Campeones. Tal vez después de lo ocurrido en las semifinales, la UEFA lo piense dos veces antes de implementar un nuevo sistema de definición en el torneo que es su “gallina de los huevos de oro”.

La Premier también tomó por asalto la Liga Europa, aunque sin tanto dramatismo. El Arsenal fue demasiado para el Valencia; mientras, el portero Kepa Arrizabalaga, el mismo que había humillado al técnico Maurizio Sarri al negarse a abandonar el terreno en un partido de la Copa de la Liga, ahora se convirtió en el héroe de Stamford Bridge, porque detuvo dos penales que colocaron al Chelsea en la final. Cosas del fútbol.

Estos resultados confirman que la Liga Premier está de regreso en la cima de Europa. Desde la época gloriosa del Manchester United, con Sir Alex Fergusson en el banquillo, no se había vuelto a ver la supremacía de los clubes ingleses. Al revisar los resultados del pasado lustro de la Liga de Campeones encontramos que todas las finales fueron ganadas por clubes españoles (cuatro títulos para el Real Madrid, tres de ellos de manera consecutiva y otro del Barcelona); mientras, la última corona inglesa en este certamen llegó en 2012, cuando el Chelsea venció al Bayern de Múnich, en la tanda de penales. Ahora al menos hay una cosa segura: en la final de Madrid habrá celebración inglesa.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *