Que la chupen y otras groserías contra periodistas en el deporte

Los periodistas podemos considerarnos entre los profesionales más vapuleados en el escenario contemporáneo. Nos critican hasta el cansancio, profetizan nuestra desaparición en la era de los “prosumidores” y, peor aún, llueven las ofensas, como lo acaba de demostrar el retirado tenista chileno Marcelo Ríos quien, sin miramientos, en una conferencia de prensa en la que no le estaban preguntando por drogas, escándalos o posiciones políticas, simplemente algunos colegas querían conocer su opinión sobre cómo llegaba el equipo de Chile a los partidos de la Copa Davis ante Ecuador, espetó, con pasmosa tranquilidad, “como dice mi amigo personal Diego Armando Maradona, que la chupen todos ustedes, porque yo no hablo con ningún periodista.” Ante una nueva pregunta de los presentes, Ríos respondió “síganla chupando”, y decidió retirarse del lugar. Vergonzoso comportamiento. El hecho de haber sido, alguna vez en la historia, número 1 del tenis no le da a Ríos impunidad.

La respuesta de la Federación Internacional de Tenis fue multar con 2500 dólares a Ríos, porque “los comentarios fueron abusivos y violaron el código de conducta de la Copa Davis”. Esta es una cantidad ridícula y que, de seguro, riendo la pagará el “Chino”. Por el contrario, si un periodista hubiera insultado al ex jugador, entonces la demanda por “difamación” habría alcanzado cifras muy superiores. Así de mal andamos.

columnadeportiva

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido