“Todos Estrellas” del béisbol cubano, una polémica decisión

Tany Pérez, Todos Estrellas, Cuban All Star, pelota cubana, béisbol cubano
Tany Pérez, Todos Estrellas, Cuban All Star, pelota cubana, béisbol cubano

¿Qué peloteros conformarían el “Todos Estrellas” del béisbol cubano? Las respuestas a esa pregunta probablemente generen enormes polémicas entre fanáticos y especialistas, porque resulta muy complicado elegir tan pocos jugadores en un deporte que se ha practicado en Cuba por más de 140 años.

El contexto en el que se ha desarrollado el principal pasatiempo deportivo en el país también complejiza la elección. La primera temporada de la Liga profesional cubana se efectuó en 1878 y durante siete décadas ese fue el torneo más importante y seguido por los aficionados; aunque también existían competiciones amateurs de un altísimo nivel. Además, los mejores jugadores lograron insertarse en las Ligas Negras norteamericanas —la barrera racial impidió el salto a las Mayores hasta 1947—y también en la Liga venezolana y mexicana.

El triunfo de la Revolución, en enero de 1959, marcó un cambio significativo en el deporte. En 1962 quedó prohibido el profesionalismo y esto significó el final de la Liga cubana. Muchos de los peloteros más destacados de ese período decidieron continuar sus carreras en el extranjero, especialmente en Estados Unidos. Ese mismo año surgió la Serie Nacional, un evento que ya ha celebrado 53 ediciones.

Por tanto, la historia del béisbol cubano puede dividirse en dos períodos de marcadas diferencias que influyen a la hora de seleccionar el “Todos Estrellas”. La pelota es un deporte muy rico en estadísticas. Fanáticos y especialistas recurren, una y otra vez, a los “fríos números” para realizar comparaciones; pero, aunque los datos son importantes, en la elección deben tenerse en cuenta otros elementos, desde la etapa en que se desarrolló el jugador hasta el impacto que tuvo su rendimiento en el desarrollo del deporte.

Lea el reportaje íntegro en Panamerican World

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

3 comentarios sobre ““Todos Estrellas” del béisbol cubano, una polémica decisión

  • el 26 abril, 2014 a las 3:17 pm
    Permalink

    En mi opinión, existen niveles en la pelota y por eso creo que el profesor Echeverría hizo su bastante acertada selección. La pelota después del 62 ha tenido momentos como clase AA, pero no ahora. Reconozco a Antonio Pacheco como excelente pelotero, pero si Ud no ha visto, su edad no le dio para eso, a Tony Taylor y a Cookie Rojas jugar, su elección no es la mejor. Yo no vi a Alejandro Oms, excelente CF, que cuando jugaba en los leopardos llevaba al otro excelente Oscar Charleston (HOF) a jugar al LF. Por eso, prefiero al Caballero como CF, aún candidato a Cooperstown, por encima del otro villareño, sabe de quién hablo, ¿Ignorar a Luis Tiant Jr, máximo ganador cubano en la MLB y a Miguel Cuellar, el mejor zurdo? En el campo corto ha habido muchos, Silvio fue grande realmente (me gustaría saber en qué lugar de Cuba murió el olvidado y grande Silvio), pero ese puesto es muy discutido por otros tres grandes: Versalles, Campanería y Leo Cárdenas. A diferencia de Mike González como catcher, sitúo al estelar Rafael “Son” Noble, excelente mascota y guía de pitchers, y como bateador muy superior a Mike y a Juan Castro. El cienfueguero Joaquín Azcue era más completo que Mike y Juan Castro. Mike era un sabio de la dirección y muy bueno como ejecutivo. De los mencionados no vi jugar a Oms y a Mike, el resto tengo la suerte de haberlos visto y poder afirmar al respecto. Creo que Yasel Porto hace una diferenciación por épocas que es lo más sensato. La pelota de 1962 es una cosa hasta 1990, luego es otra cosita,como la de antes de 1945 era un cosa y luego hasta 1970 (profesionales) fue otra.

    • el 26 abril, 2014 a las 5:52 pm
      Permalink

      Saludos Esteban. Cuando escribí el artículo sabía que sería polémico, porque hasta para seleccionar el All Star de un solo campeonato es difícil ponerse de acuerdo. Los que seleccioné conforman mi “Todos Estrellas”, pero estoy seguro de que cada cubano tiene el suyo, en el que podrían aparecer muchos (o quizás ninguno) de los que yo puse aquí. Ahora, y eso traté de dejarlo claro en el inicio, sí me parece desacertado conformar un All Star que no incluya los diferentes períodos por los que ha atravesado la pelota cubana. ¿Por qué dejar fuera a los que se “quedaron” y durante cinco décadas han jugado en Series Nacionales? ¿Por qué no incluir a los que jugaron y brillaron en las Mayores? Hemos tenido posiciones extremas y olvidos injustificados. Traté de encontrar un punto medio e incluir a jugadores de diferentes períodos. Antonio Pacheco es para mí el segunda base más completo, en esto influye no solo sus números, sino lo que significó simbólicamente para los que crecimos viéndolo jugar y los triunfos que obtuvo con la selección nacional.Taylor y Cookie fueron grandes (nadie en su sano juicio negaría esto), pero el santiaguero es mi opción. Dihigo, el Diamante Negro, Pascual, Lazo y Vinent (todos derechos) conformaron mi Top 5 de abridores, y por supuesto que quedaron fuera otros, usted prefiere a Luis Tiant y a Miguel Cuéllar, pero en mi lista coloco al mayor ganador en Series Nacionales y campeón olímpico y también al santiaguero, por lo que significaron y también dejé fuera a Luque, a Rogelio García (el mayor ponchador cubano) y a Jorge Luis Valdés. Si tuviera que conformar un “cuerpo de lanzadores”, de 10 abridores, Tiant, Cuéllar, el Duque Hernández y sus triunfos en la pelota cubana y en las Mayores, más Rogelio y Valdés tendrían un espacio.

  • el 27 abril, 2014 a las 12:35 pm
    Permalink

    En cuanto a la receptoría, en Cuba se desconoce el apodo que tenía Joaquín Azcue en sus años de actividad, le llamaban el inmortal, que se lo ganó por tener un brazo prohibido, a quien no se le podía robar fácilmente las bases. Azcue es el 10mo dentro de los receptores de MLB en hombres cogido robando, para un 45.17%, pero en 1966 sacó al 62% que es la quinta mejor marca para un receptor en temporada de MLB. En cuanto a Tony Taylor fue el primer cubano en llegar a los 2000 hits en las Mayores. Él como Octavio Rojas fueron buenos camareros, pero podían jugar otras posiciones en sus equipos con eficiencia. Personalmente no me gusta comparar a peloteros de MLB con los de Series Nacionales, pues a veces puedo ser injusto con unos y con los otros. Pero lo que si es cierto es que muchas hazañas de nuestras estrellas en la MLB son desconocidas en Cuba, desde lo que hizo un Campanería como lo que lanzó Luis Tiant Jr. Hubo una polémica de quien fue mejor entre Willie Miranda y Germán Mesa, yo me fuí por Mesa, pero los que no le vieron daban al gran Willie el primer lugar. Por eso repito, que el béisbol cubano ha tenido mucha historia, buena parte de la cual ha quedado en el olvido y es menester recuperar. Gracias de todas formas, por la polémica, es difícil ponernos de acuerdo, pero en una sociedad civilizada, la pluralidad de criterios enriquece a la misma.

Comentarios cerrados.