Serie del Caribe: la última carta para Villa Clara

El destino de Villa Clara depedenderá de una combinación de resultados
El destino de Villa Clara depedenderá de una combinación de resultados

¿Qué podríamos pedir los que seguimos y sufrimos por Villa Clara si lográramos publicar anuncios clasificados en Venezuela? La etapa de todos contra todos en la Serie del Caribe 2014, en Isla Margarita, casi termina y solo un “milagro” podría colocar a los Azucareros Leopardos Naranjas en la semifinal. Para que esto ocurra es imprescindible que se produzca una combinación de resultados: los Tigres de Licey derrotan a los Naranjeros de Hermosillo y, luego, los Navegantes de Magallanes (sin dudas el equipo que más ha impresionado en el torneo) superan a los Indios de Mayagüez.

Si los “dioses del béisbol” ofrecieran esta combinación, entonces villaclareños y boricuas terminarían igualados con récord de 1-3; pero los cubanos ganaron el duelo particular, así que se incluirían en la semifinal. Si, por ejemplo, los dominicanos cayeran en su duelo frente a los Naranjeros, podría producirse un triple empate, entre Leopardos, Tigres e Indios, todos con 1-3; sin embargo, por el sistema de desempate quedarían fuera  los cubanos.

De acuerdo con el colega Michel Contreras, en caso de un triple empate, los organizadores utilizarán el “Balance de calidad del equipo”. Este se obtiene al tomar únicamente en cuenta los resultados entre las selecciones involucradas, y entonces el total de carreras anotadas se divide entre el número de entradas jugadas a la ofensiva, y se le resta luego el número de carreras limpias permitidas dividido entre entradas jugadas a la defensiva.

Ello debe generar un desempate. De no haberlo, se aplicará una fórmula todavía más compleja: el Balance de Calidad del Equipo en Carreras Limpias. Este se saca del siguiente modo: el total de carreras limpias anotadas se divide entre la cantidad de entradas jugadas a la ofensiva, y se resta el número de carreras limpias permitidas, dividido entre el número de entradas jugadas a la defensiva. O sea, TQB-CL = (CLA/IO)-(CLP/ID).

Si tras lo anterior persistiera la igualada entre dos o más equipos, las posiciones serán definidas por el promedio de bateo de las selecciones en disputa. Y si eso no conduce a la ruptura, pues el azar decidirá…algo así como lanzar una moneda al aire; pero estoy seguro de que no habrá que llegar a este punto.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido