Clásico Mundial: prepotencia surcoreana


“Creo que los días de los lanzadores cubanos que alcanzaban habitualmente 150 kilómetros por hora se han ido”, declaró Kim In-sik, un veterano directivo, quien comandó a Corea del Sur en los Clásicos Mundiales de 2006 y 2009.

“Estaban lanzando a poco más de 140 kilómetros por hora. Sus zurdos eran sorprendentemente débiles. Todos parecían tener el mismo estilo de pitcheo, y realmente no son nada de qué preocuparse”, explicó In-sik, quien en la actualidad es el director técnico de la Korea Baseball Organization (KBO).

Tenía razón en al menos un punto In-sik : su equipo, Corea del Sur, no tendrá que preocuparse por Cuba. En realidad, no tendrá que preocuparse por ninguna otra selección, porque los surcoreanos quedaron eliminados del III Clásico Mundial.

No recuerdo haber leído una declaración tan irrespetuosa de un hombre de béisbol. Mostró un total desconocimiento del equipo cubano (sus “scouts” parece que no trabajaron bien) y contrastó enormemente con los criterios ofrecidos por otros mentores (por ejemplo, Barry Larkin).

La eliminación de Corea del Sur (el último campeón olímpico, medallista de plata del Clásico 2009, un equipo que solo había perdido en los dos Clásicos frente a Japón) sin dudas es la principal sorpresa del evento…por ahora. Los surcoreanos perdieron en el debut contra Holanda (5-0), luego vencieron a Australia (6-0) y estaban obligados a derrotar a Taipéi de China, por más de seis carreras. La ofensiva nunca despertó, por lo que la victoria de 3-2 significó poco…o quizás para mucho para los organizadores.

No creo que para el IV Clásico (si es que se celebrara esa edición) permanezca el sistema de todos contra todos. En 2009 no se aplicó ni siquiera para la primera fase, así que me sorprendió mucho que se retomara esa fórmula en 2013. La “doble eliminación” me parece más acertada, porque elimina cualquier tipo de cálculo matemático que desluce el espectáculo.

Para el equipo en el que “todos los lanzadores tienen el mismo estilo”, según Kim In-sik, fue una buena noticia que los surcoreanos quedaran en el camino. Taipéi de China lució bien e históricamente ha sido un rival fuerte para la selección cubana; pero, lejos de Taichung, ¿cuál parece un rival más asequible?

El ganador del duelo Cuba vs. Japón chocará contra Holanda, mientras, el perdedor enfrentará a Taipéi de China. Ni Víctor ni Yamamoto “regalarán” el partido y la idea de “escoger” al rival no me parece probable; pero, al mismo tiempo, ninguno de los mentores colocará a sus mejores lanzadores, tal vez tampoco utilicen a todos sus jugadores regulares. No tendría sentido hacerlo cuando, en poco más de 24 horas, comenzará la segunda fase del torneo.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

Un comentario sobre “Clásico Mundial: prepotencia surcoreana

  • el 6 marzo, 2013 a las 2:04 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo. Publique en Cubadebate y otros foros este mismo criterio. Tambien ha hablado encomiasticamente de Cuba y sus jugadores el manager norteamericano que dirigio a China.

    Salu2.

Comentarios cerrados.