Polémica en Wimbledon: jugar lesionado para ganar dinero

Uno de los cuatro Grand Slams ya está en marcha sobre la verde hierba de Londres. Wimbledon es uno de los torneos por excelencia en el tenis y ningún jugador se lo quiere perder, aunque juegue lesionado. Este es el caso de hasta 8 tenistas que cayeron en la primera ronda del torneo al retirarse por lesión. ¿Hay algo de polémica en esto? Lo cierto es que sí. Mientras casas de apuestas como 888Sport.es permiten a los aficionados elegir a sus favoritos, los jugadores participan con pequeñas lesiones solo para ganar el premio de la primera ronda.
Y es que, en Wimbledon, al igual que pasa en los demás grandes torneos de tenis (Roland Garrós, USA Open y Open de Australia), el jugador que participa en la primera ronda lesionado percibe 40.000 euros por el hecho de presentarse, aunque al final se retire. Esto sirve para demostrar, según muchos aficionados, que en el deporte también se juega para ganar… dinero.

En esta edición del Grand Slam londinense fueron ocho los jugadores – siete hombres y una mujer – que se retiraron por molestias en la primera ronda. El primero en caer fue el australiano Nick Kyrgios, que jugó dos sets. Otros dos de ellos se enfrentaban contra favoritos, Roger Federer y Novak Djokovic, llamando la atención que ambos tardaron 40 minutos en decir “basta” al partido. Fueron el ucraniano Alexandr Dolgopolov y el eslovaco Martin Klizan no aguantaron las molestias, pero aun así percibieron las 35.000 libras que otorga el torneo por la participación.
También se retiraron los serbios Janko Tipsarevic y Viktor Troicki, pero estos apenas llegaron al cuarto de hora jugado. Anastasia Potapova fue la jugadora rusa que se retiró, mientras que Denis Istomin, jugador de Uzbekistán, se retiró a las dos horas de partido. No obstante, ¿hubo algún tenista español que se descartó antes de tiempo? Sí, uno de los favoritos por su victoria en Queen’s: Feliciano López.

El manchego completa la lista de 8 retirados por lesión y que, aun con todo, perciben los 40.000 euros del premio por jugar. Los favoritos se pronuncian ante una situación sin precedentes en la historia del tenis, y afirman que si un jugador no está preparado debería dejar su puesto a otro que sí lo esté y tenga las ganas. Pero otros tenistas como Bernard Tomic, aclaran que al final todos trabajan por dinero.

Nunca antes se había dado tal número de abandonos en Wimbledon (8), desde que dio comienzo la “Era Open” en 2008. Los tenistas pueden causar baja en una competición con el diagnóstico del médico en la mano y dos veces por temporada, siempre y cuando no sea de forma consecutiva. Los torneos de la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales), por su parte, garantizan el dinero de la primera ronda a los jugadores jueguen o no. Esto podría ser una solución a lo que se ve en los Grand Slams, con jugadores que quitan la posibilidad a otros de participar en los torneos más grandes y solo por ganar el premio.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido