El pragmatismo de Tony Castro

El pragmatismo es la propensión que tenemos los seres humanos a  adaptarnos a las condiciones reales. Antonio “Tony” Castro Soto del Valle, el vicepresidente de la Federación internacional de béisbol (IBAF, por sus siglas en inglés) parece ser un hombre pragmático. Al menos a esa conclusión arribé después de leer la entrevista que concedió a la periodista Paula Lavigne, de ESPN The Magazine, en la que enfatiza en la necesidad de un cambio por parte de Cuba y la MLB para que los aficionados cubanos no sigan “perdiendo peloteros”.

“Creo que tenemos que buscar una solución a esto ahora. Los aficionados no tienen que seguir perdiendo a sus peloteros, o verlos partir a jugar en otras ligas y luego no ser capaces de volver a integrarse con el equipo nacional cubano (…) Creo que nuestros peloteros que entrenaron aquí se ganaron el derecho de ir a jugar en otras ligas y a medirse con un nivel más alto. Ellos deben ser capaces de hacerlo -sin miedo- y volver a jugar con su selección nacional. Y luego, en una u otra forma, jugar también en la liga nacional aquí en Cuba. Entonces nadie pierde. Y ellos no tienen que estar separados de su familia, de sus amigos”, dijo Castro en la entrevista.

Más adelante, ante la pregunta sobre la posible inserción de cubanos en franquicias de la MLB, Castro aclaró: “tenemos que conversar sobre esto, porque las reglas son las reglas. Las leyes de Estados Unidos impiden a los peloteros cubanos jugar en las Grandes Ligas sin romper con su país. Es decir, tienen que romper los lazos con Cuba. Tienen que llegar a ser, si quieren o no, desertores.  Porque dicen que el dinero que gana un jugador de béisbol podría beneficiar a La Habana. Eso es una locura, ¿no? Creo que Cuba tiene que ceder. Cuba tiene que hacer las cosas. También del lado de la MLB, tenemos que sentarnos juntos y hablar de esto abiertamente  para buscar una solución realista al problema”.

En otros momentos del encuentro con la periodista  Paula Lavigne, Castro introdujo el dedo todavía más en la llaga: “tenemos peloteros que se van a jugar y ganar millones de dólares. Quiero decir, usted tiene un jugador que puede pasar de jugar en un equipo de alto nivel aquí en Cuba, donde no se puede incluso conseguir los bates… al día siguiente hacer millones por jugar para los Yankees o los Dodgers, o cualquier otro equipo de Grandes Ligas.”

Portada de ESPN The Magazine donde salió publicada la entrevista a Tony Castro
Portada de ESPN The Magazine donde salió publicada la entrevista a Tony Castro

Finalmente, la periodista preguntó sobre qué sería para los cubanos ver a Yoenis Céspedes (Atléticos de Oakland) y Yasiel Puig (Los Ángeles Dodgers), por solo citar dos ejemplos, representar a su país en el IV Clásico Mundial, en 2017.

“Oh, sería increíble. Si usted camina por las calles y le pregunta a la gente, las personas le dirán con seguridad que es un sueño. Ellos quieren ver a estos peloteros jugar un partido con el equipo nacional cubano. Y usted sabe que el problema existe y (Cuba y la MLB) necesitan resolverlo. La pregunta es ¿por qué no? ¿Por qué no encontramos la solución? Lo único que necesitamos es la voluntad de hacerlo. Por seguro que podemos encontrar una solución, pero tenemos que trabajar juntos, todo el mundo.”

Realmente quedé muy sorprendido por estas declaraciones de Castro Soto del Valle. Pragmatismo, puro y duro de un hombre que, según reportes de prensa, se reunió con la mayor discreción posible con el granmense Yoenis Céspedes, en Toronto, el año pasado.

¿Cuál sería la solución? ¿En qué tendría que ceder cada parte? Las palabras de Castro lucieron esperanzadoras, pero la realidad golpea con mucha fuerza. Primero, el Bloqueo de Estados Unidos, en pie hace más de medio siglo, obliga a cualquier pelotero cubano a buscar residencia en un tercer país. Solo una vez cumplido este trámite, que en ocasiones tarda un poco y por lo general depende del interés que despierte el atleta  [la residencia haitiana de José Dariel Abreu llegó rápidamente] pueden comenzar las conversaciones para la firma de un contrato. Ni siquiera con la nueva política del INDER (sobre la que no se habla mucho, aunque merecería un post específico para ella)  un pelotero que decidiera no emigrar definitivamente podría jugar en la MLB. Absurdo, pero cierto.

Modificar esto, como aclara la periodista Lavigne en la entrevista, escapa del control de los directivos de la MLB, aunque al menos ellos podrían presionar. Tiene que ser una decisión política de Washington y no hay que observar una bola de cristal para predecir que esa modificación parece estar a años luz de distancia.

Al mismo tiempo, ¿qué podría cambiar Cuba? Pequeños pasos, quizás para limar asperezas. Por ejemplo, ¿por qué un pelotero que salió del país no por vía legal tiene que esperar ocho años para retornar? La aplicación de la nueva ley migratoria incluyó ese acápite y esto permitió que figuras como José Ariel Contreras, Reinaldo Ordoñez, Yuniesky Betancourt pudieran reencontrarse con amigos y familiares; sin embargo, por ejemplo, ni Céspedes ni Puig, mencionados en la entrevista de ESPN, pueden visitar ahora el país donde nacieron. Además, está el silencio mediático que podría resolverse, con un poco de voluntad. Ninguno de los jugadores cubanos que forman parte de franquicias de la MLB (21 en 2013, aunque esa cifra aumentará para la próxima temporada) aparece en el único programa televisivo que transmite “béisbol internacional”. Los cortes de edición impiden verlos.

“Por seguro que podemos encontrar una solución”, aseveró Castro en la entrevista…y me pregunto ¿de veras?

8 comentarios sobre “El pragmatismo de Tony Castro

  • el 26 Febrero, 2014 a las 8:55 pm
    Permalink

    Miguel Ernesto,
    el asunto es bien difícil de resolver como planteas pero a su vez es tan importante que merece toda la atención. Mi opinión es que Cuba debería dar pasos independientemente de que EUA no de ninguno, debemos demostrar voluntad política, pero sobre todo inteligencia política a la hora de abordar este asunto. Para mí la posición más inteligente y coherente con los deseos de los cubanos amantes del beisbol (coincido con Tony Castro en que para nosotros es un sueño ver a nuestros mejores exponentes integrando los equipos Cuba) es que digamos: EUA les impide que jueguen por Cuba, pues bien, Cuba quiere que estos peloteros nuestros nos representen en los principales eventos internacionales, ellos, como la mayoría de nuestros emigrantes, se han ido de Cuba por razones económicas o profesionales (o ambas) y los que han desertado lo han hecho obligados por una política de bloqueo que los obliga a hacerlo si quieren jugar al máximo nivel ¿qué nos impide dar este paso? saludos, Cmario

    • el 27 Febrero, 2014 a las 9:50 pm
      Permalink

      Saludos CMario! Estoy de acuerdo con dar pasos por “cuenta propia” y lanzar la “primera piedra”, pero eso implicará una serie de cambios de todo tipo, desde legales hasta “mentales”. Eliminar la prohibición de su regreso al país es cuestión de minutos; pero recordemos que durante décadas, al menos desde el discurso oficial, los que se “fueron” quedaron vetados desde todo punto de vista. Creo que hay demasiados rencores de por medio, difíciles de superar, aunque claro, por algo hay que comenzar. Realmente no veo posible que esas transformaciones se produzcan en un corto plazo. En este punto CMario, soy pesimista. Creo que Tony Castro expresó su “opinión personal”, no la proyección de la Federación cubana.

  • el 26 Febrero, 2014 a las 10:49 pm
    Permalink

    Es cierto que con esto vamos a lograr muy poco de inmediato en lo que a concretar la presencia de nuestros peloteros en los equipos Cuba se refiere, PERO: 1) agregaríamos fuerza a un movimiento que se está dando dentro de EUA en favor de cambiar la política respecto a Cuba, 2) nuestros peloteros tendrían esa oportunidad que planteas de visitar su país, a su gente,a la familia que tienen aqui, muy importante para cualquier emigrado, 3) la mayor y más sistemática presencia de estos hombres en Cuba traería consecuencias positivas en lo que respecta a intercambios profesionales, donaciones, etc, aún cuando todo esto tuviese que hacerse de manera informal y solapada, a título personal y sin mediar instituciones para no crearles dificultades por violar de alguna manera el bloqueo y 4) los que amamos el beisbol podríamos ver a nuestras estrellas jugar al más alto nivel, hasta quizás en vivo… No sería poco lo que lograríamos y a mediano plazo también su inclusión en nuestro equipo grande al Clásico, estoy seguro, saludos, Cmario.

  • el 28 Febrero, 2014 a las 6:52 pm
    Permalink

    Miguel Ernesto,
    coincido contigo en que todo es muy difícil, tanto “un primer paso de Cuba” como una eventual respuesta medianamente positiva de EUA. Ahora bien, por larga y empinada que sea la escalera, jamás llegarás arriba si no empiezas por el primer peldaño. En este caso, ese primer paso puede eventualmente generar reacciones y consecuencias positivas del tipo de las que te describí en mi segundo comentario. Por otra parte, no creo que este sea un tema que está al nivel de la Federación cubana, sino a un nivel mucho más alto,
    saludos, Cmario.

    • el 5 Marzo, 2014 a las 1:25 am
      Permalink

      Saludos CMario! Creo que el primer peldaño de la escalera puede ser el más difícil de dar…Significaría reconocer que se hicieron muchas cosas mal. Una vez que lleguemos a esto, el resto saldrá nunca fácil, pero sí más rápido. Ahora, ¿realmente el criterio defendido por Tony Castro es a nivel personal (de acuerdo, a nivel de Federación ni soñarlo) o es un “eco” de lo que se comenta / decide en las “alturas”? Tengo mis dudas CMario…

  • el 6 Marzo, 2014 a las 7:14 pm
    Permalink

    Miguel Ernesto,
    no creo que ese tipo de declaraciones sean solo resultado de un criterio personal, obviamente es una especulación de mi parte, porque como tú, también tengo muchas dudas, pero me parecería ingenuo, y hasta contraproducente, que siendo Tony un familiar tan allegado de las altas instancias del gobierno y obstentando cargos internacionales importantes en nombre de Cuba, realice pronunciamientos de este tipo de forma absolutamente espontánea. Creo que cuando menos se está tanteando a la otra parte, lo cual me parece comprensible dados los antecedentes. Claro, esta forma de ver las cosas puede obedecer a mi deseo de que un día todo fluya de manera natural y efectivamente podamos conformar nuestro equipo nacional como lo hacen Venezuela, Dominicana, etc. Ojalá que pueda ser para el IV Clásico!!!,
    saludos, Cmario.

    • el 6 Marzo, 2014 a las 8:21 pm
      Permalink

      Saludos CMario! Sería interesante hacerle esa misma pregunta a Tony Castro, pero parece que el vicepresidente de la IBAF no se “relaciona” mucho con la prensa…cubana podríamos agregar. Concuerdo contigo en que está “tanteando” el terreno, hace tiempo (el encuentro con Céspedes por supuesto que no fue casual). Creo que todos tenemos el deseo de ver el talento formado en Cuba jugando nuevamente (o por primera vez) unido. Si así fuera, ¿no seríamos considerados entre los favoritos para el IV Clásico Mundial?

  • el 7 Marzo, 2014 a las 6:37 pm
    Permalink

    De todas formas podrías intentarlo Miguel Ernesto, quizás el hombre te conceda una entrevista, inteligente y bien concebida por supuesto, como estoy seguro tú puedes prepararla. En cuanto a tu pregunta final, no hay dudas de que estaríamos entre los favoritos, aún cuando nos puedan faltar figuras por una u otra razón como le sucede a otros países por las famosas, y para mí detestables, condiciones de los equipos de MLB (el fútbol internacional es el referente a seguir por el besibol). Pero aún con algunas ausencias estaríamos entre los favoritos porque incluso algunos de nuestros pitchers que lanzan aqui, sin tener condiciones excepcionales podrían ganar juegos que ahora no ganan porque estarían mucho mejor cubiertos tanto a la ofensiva como a la defensa…¿Te imaginas que Alexei (SS), Puig (RF), Céspedes (LF), Leonys Martin (CF) y Kendry (BD) hubiesen acompañado a Pito Abreu (1B), Yulieski (3B), José Miguel Fernández (2B) y a Cepeda (LF) en el último Clásico? Sin chovinismo barato, de verdad no creo que Holanda hubiera podido con nosotros. Saludos, CMario.

Comentarios cerrados.