Garry Kasparov quiere ser presidente de la FIDE

En 2010 Anatoly Karpov, con el apoyo de Garry Kasparov (antiguos enemigos íntimos), trató de derrotar en las elecciones presidenciales de la FIDE a Kirsan Ilyumzhinov; pero no pudo convencer a los indecisos y perdió fácilmente la elección.

Cuatro años después, el Ogro de Bakú intentará lo mismo y esta vez estará acompañado por un grupo de seis personas: Jan Callewaert (Bélgica), el Jeque Mohammed bin Ahmed Al Hamed (EAU), Ignatius Leong (Singapur), Afrika Msimang (Sudáfrica) y Rex Sinquefield (EE.UU).

Ilyumzhinov ha liderado a la FIDE desde 1995 y, creo, volverá a ganar, pues Kasparov, aunque continúa siendo admirado, su polémica personalidad difícilmente logre cautivar los votos de los representantes de las Federaciones nacionales; aunque su programa de seis puntos luce atractivo:

  • FIDE será sinónimo de transparencia: FIDE será una institución transparente con vocación de servicio en favor de las federaciones alrededor del mundo. Se trabajará en el fortalecimiento de su Secretaría con el objetivo de que el flujo de información con las federaciones sea más expedito y efectivo. Los procesos de licitación de eventos de la organización serán uniformes y coherentes.
  •  FIDE será sinónimo de servicio: Las federaciones alrededor del mundo prosperarán al ritmo que FIDE prospere. La institución debe servir a sus miembros y no viceversa.
  •  Reducción inmediata de pagos de membresía en un 50%.
  •  Reducción anual de otras cuotas asociadas en un 25%.
  •  FIDE será sinónimo de solidez financiera: La precaria situación de las finanzas institucionales de FIDE disminuyen en gran medida el potencial global del ajedrez. Esto se cambiará de la siguiente manera:
  •  Incremento del presupuesto en un 100% dentro de un periodo de dos años, mediante la gestión de patrocinio corporativo.
  •  Incremento de los ingresos de la institución mediante la gestión de patrocinio comercial. La estrategia de marketing será perfilada partiendo de un enfoque profesional, con el objetivo de elevar el perfil de la marca FIDE y hacerla atractiva frente a potenciales patrocinadores.
  •  FIDE será sinónimo de desarrollo: En una federación internacional de deporte, es vital contar con un sistema de clasificación universal. En este particular, FIDE se queda atrás en relación a otros deportes. La nueva FIDE no solo se ocupará de solucionar esta falencia, sino que expandirá sus servicios en línea:
  •  Se creará un sistema de clasificación universal que incluirá todas las partidas de ajedrez jugada en el planeta, desde campeonatos mundiales hasta torneos blitz en línea. Este sistema no solo servirá para unificar a los millones de jugadores alrededor del mundo, sino que se convertirá en un activo de la institución como atractivo para la obtención de publicidad y patrocinio.
  •  FIDE debe procurar beneficios para la colectividad de jugadores alrededor del mundo y no únicamente a favor de las élites del deporte. Consideramos que esto puede lograrse mediante la creación de una plataforma en las redes sociales, servicios de entrenamiento y noticias en línea, apoyo directo para organizadores, periodistas y asistencia en la obtención de fondos y patrocinio.
  •  FIDE será un referente en educación: El poder del ajedrez en la educación de nuevas generaciones es imponderable. FIDE se convertirá en un referente mundial en la materia, mediante la implementación de las siguientes estrategias:
  • Desarrollo de las nuevas generaciones de jugadores de ajedrez, a través de la promoción y establecimiento de programas que incorporen el deporte como herramienta de aprendizaje. FIDE trabajará para que el ajedrez sea incluido en los programas escolares alrededor del mundo, con el objetivo de elevar los estándares educativos y sentar las bases para el desarrollo y posicionamiento global del deporte.
  • Creación y fomento de programas y trabajos de investigación en materia de ajedrez. Las múltiples ventajas del ajedrez, tanto para las nuevas generaciones como para adultos, deben ser documentadas y compartidas.
  •  La experiencia de la Kasparov Chess Foundation, que ha gestionado la obtención de millones de dólares para programas educativos que incorporan el ajedrez como herramienta de aprendizaje alrededor del mundo, ha demostrado el entusiasmo que existe tanto en la esfera pública como privada por este tipo de programas. Esta experiencia no solo estará al servicio de FIDE, sino que la propia FIDE será quien lidere la iniciativa de incorporar el ajedrez en las aulas del mundo.
  •  FIDE reglamentará: FIDE revisará las regulaciones vigentes con el objetivo de proteger la ética, la integridad y el profesionalismo en el ejercicio del deporte.
  •  Se colaborará con jugadores y organizadores para lograr la implementación de “la política de tolerancia cero” que permita preservar el profesionalismo del deporte.
  •  Se trabajará en el desarrollo, evaluación e implementación de medidas que limiten el fraude en el deporte, incluyendo el establecimiento de sanciones severas para los infractores.
  • Se adoptarán medidas contra las tablas cortas con el objetivo de preservar la integridad del juego y mejorar la imagen del ajedrez como un deporte que merece mayor atención de los medios y patrocinio comercial.

Vea además:
El reino terrenal unificado de Ilyumzhinov

El reino terrenal unificado de Ilyumzhinov

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido