El retorno del poder defensivo de los Miami Dolphins

Después de cinco temporadas consecutivas en las que comenzaron con una derrota, los Miami Dolphins mostraron ante Buffalo Bills varias de las armas que utilizarán en los próximos meses: férrea defensa y un ataque combinado, sin mucho brillo, pero efectivo.

El triunfo fue doblemente importante porque se logró ante un rival de la fortísima división este de la AFC. Además, los Dolphins parece que intentan regresar a la que fue su principal fortaleza histórica: la defensa. En la campaña anterior, el equipo culminó en la vigésimo segunda posición entre las unidades defensivas, con 379 yardas permitidas por encuentro (¡horrible!, sus peores números desde 1989) y esto fue factor fundamental para el récord negativo de 7-9. En el receso, los Dolphins hicieron varios movimientos interesantes, desde contratar a un nuevo coordinador defensivo, Mike Nolan, hasta firmar al linebacker Karlos Dansby.

En su debut como Dolphin, Dansby le hizo un sack a Trent Edwards y contribuyó con sus 8 tackles a mantener a la ofensiva de los Bills en solo ¡166! yardas. De acuerdo, Buffalo está condenado a terminar en la última posición del Este y queda por ver cómo funcionará la secundaria de Miami ante rivales más potentes, pero nadie podrá negar que lo visto en el primer partido de la temporada, al menos defensivamente, resultara esperanzador.

Por la parte ofensiva, el recibidor abierto Brandon Marshall estuvo todo el tiempo en la mira de Chad Henne quien lo encontró en ocho ocasiones, para 53 yardas; pero el mariscal de campo falló 13 de sus lanzamientos y el ataque terrestre tampoco intimidó a los Bills, De cualquier manera, ganar como visitante, ante un contrario de la división es un muy buen inicio. Veremos qué sucede en el Metrodome, ante unos Vikings que hicieron muy poco ante los Saints.

DE LA PRIMERA SEMANA
Tres sorpresas en mi opinión: el convincente triunfo de Houston sobre los Colts, lo cual es una clarísima señal de que Peyton Manning no tendrá un camino fácil para ganar la división; el pobre desempeño de los Cowboys ante Washington, especialmente por la absurda cifra de penalidades ¡12! que decidieron el partido y, por último, los que pensábamos que los Patriots tendrían una larga temporada, al menos en el debut Brady ganó cada dólar de su multimillonaria extensión y aunque Wes Welker quizás no esté del todo recuperado de su seria lesión, lució bien y ni hablar del “dúo de la historia”, Ochocinco y Owen.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido