Demasiadas tablas en el Memorial Capablanca

El ruso Timofeev ha tenido un mal torneo Capablanca
El ruso Timofeev ha tenido un mal torneo Capablanca

Tal vez sea reiterativo en la idea, pero me hubiera gustado ver muchísima más combatividad en el grupo Elite de la 44ta versión del Memorial Capablanca. Quedan apenas dos rondas de juego y todos parecen adaptados a una idea: Leinier Domínguez mantendrá la corona del torneo.

Por lo menos el jugador de mayor coeficiente ELO luchó muy fuerte en la séptima fecha por obtener el triunfo frente al ruso Timofeev a quien ya había vencido en la tercera jornada; sin embargo, con blancas Leinier no pudo romper la defensa Siciliana planteada por su rival y el empate se firmó en el movimiento 43.

Las otras dos partidas del Elite quedaron para el olvido. Lázaro Bruzón y el alemán Igor Khenkin entablaron en apenas ¡12 movimientos! Repito, esto me parece poco serio, sobre todo porque en la tercera ronda los mismos rivales habían llegado a un resultado similar también en solo 12 jugadas. ¿Serán muy amigos? No lo sé, pero sí me preocupa que Bruzón haya igualado 5 duelos en menos de 20 movidas.

Parece que el calor—aunque, aclaro, a diferencia de la mayoría de los lugares del país en la sala de juego del hotel Panamericano sí funciona el aire acondicionado—“afectó” al alemán Georg Meier y al ruso Savchenko quienes igualaron en solo 11 jugadas. Esta fue la partida más rápida del Memorial, aunque por el desenvolvimiento de los participantes en el Elite, probablemente tengamos otras que concluyen en menor tiempo.

Las estadísticas son elocuentes: de las 22 partidas efectuadas, solo 4 han tenido a un ganador, para un pobrísimo 18%.

Este es el comportamiento del coeficiente ELO hasta el momento:
Leinier está ganado 1,6 unidades; Meier (+7); Savchenko (-1); Khenkin (+3,2); Bruzón (igual); mientras Timofeev pierde 11,6 puntos.

PACÍFICA JORNADA EN EL PREMIER
Para sorpresa de todos, los tres enfrentamientos del grupo Premier concluyeron con la división del punto. Escribo sorpresa porque en las últimas dos fechas cada duelo tuvo un vencedor, como curiosidad, siempre el que condujo las blancas.

Sin embargo, la intensidad bajó en la séptima ronda. El líder Neuris Delgado igualó en 20 movidas ante Holden Hernández; Emilio Córdova también dividió frente a Yunieski Quezada, al igual que Fidel Corrales con Vladimir Potkin.

Comportamiento del ELO:
Neuris Delgado (+15); Córdova y Potkin (+10); Quezada (-7); Holden y Fidelito (-14), ambos decepcionantes.

SOLO DOS LÍDERES EN EL ABIERTO
Luego de varias jornadas con más de cuatro hombres en la primera posición, la séptima ronda dejó a solo dos ajedrecistas en la cima de la tabla en el grupo Abierto, conformado por 86 ajedrecistas (6 GM, 5 WGM, 27 MI, 6 WMI). El Gran Maestro Yuri González venció a Carlos Hevia y llegó a 6 puntos, los mismos que acumula Yusnel Bacallao quien derrotó al colombiano Andrés Gallego.

La partida Yuri vs. Bacallao promete ser lo más interesante de la octava ronda.

Descargue las partidas de los grupos  Elite, Premier y Abierto

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

4 comentarios sobre “Demasiadas tablas en el Memorial Capablanca

  • el 16 junio, 2009 a las 5:11 pm
    Permalink

    Esto del exceso de tablas se ha tratado de controlar de varias maneras. En el pasado Tel masters de Sofia, los jugadores no podían convenir tablas entre sí. Debían llamar al árbitro y demostrar que la posición era de tablas teóricas. En Colombia, en un torneo hace muchos años, se le dio un valor de tres puntos a la partida ganada y uno a la tablas. De esta manera puede haber algún aliciente.
    Escribo sin mirar aún las partidas del grupo élite.

    • el 17 junio, 2009 a las 12:38 pm
      Permalink

      Saludos… Creo que la llamada “regla de Sofía” (aplicada únicamente en las versiones del MTel Masters) debería extenderse a todos los torneos del mundo. Varios jugadores se oponen a ella, pero sin dudas incentiva la combatividad y las partidas llegan a ser más interesantes. Lo que ha sucedido en el grupo Elite del Memorial Capablanca ha sido lamentable. Los empates acordados en las habitaciones del hotel no le hacen ningún bien al evento, además, es poco serio eso de entablar en 12 movimientos. La posibilidad de modificar el sistema de puntuación (3 unidades por partidas ganadas) también es una opción interesante, incluso pudiera tener más votos a favor entre los ajedrecistas que la “regla de Sofía”, quizás porque a nadie le gusta que otros (árbitro, comité organizador) decidan cuándo debe concluir una partida

  • el 17 junio, 2009 a las 9:39 pm
    Permalink

    También pienso que se deb aplicar la regla de Sofía al menos en los grupos cerrados. Esas tablas en 12 movimientos dan risa y le hacen perder en calidad al evento.

    • el 18 junio, 2009 a las 2:01 pm
      Permalink

      Saludos Yudivián, la regla de Sofía no es muy agradable para algunos jugadores, pero ciertamente ha demostrado ser efectiva. Bruzón, en declaraciones a la televisión nacional, declaró que “no se sentía bien” y por eso los empates en pocos movimientos. Imagino que las cosas que pasaron en el torneo Nacional, en el Moncada, en el Guillermito, donde hubo empates acordados en pocas jugadas, también era “porque esos jugadores no se sentían bien”. Espero que en el evento zonal, en Costa Rica, “regrese” la combatividad en el tunero.

Comentarios cerrados.