Cómo montar un gym en casa

Una de las metas que siempre nos ponemos cada comienzo de año es ir al gimnasio. Lamentablemente, las ocupaciones de la vida nos quitan tiempo y a veces no es posible lograrlo. Pero estás decidido a lograrlo, te aconsejamos montar tu propio gimnasio en casa. A continuación te damos unos tips efectivos para lograrlo.

Tener un gimnasio modesto en casa

Es importante destacar primeramente que para tener un gimnasio completo en casa debes realizar una inversión considerable, y tener espacio suficiente para las máquinas. En webs como la de lovingfitness.net podrás encontrar las mejores máquinas y accesorios  para montar tu gimnasio en casa.

A diferencia de lo que podamos lograr, en un gimnasio profesional encontraremos todo tipo de elementos y maquinarias que se necesitan para satisfacer las necesidades de cada cliente. Incluso tienen maquinarias exclusivas para deportistas profesionales. No obstante, en casa no es necesario todo eso.

El objetivo es personalidad el gimnasio con lo que tú necesitas y lo que estés dispuesto a pagar por equiparte correctamente. Por eso, te ofrecemos una variedad de opciones de acuerdo al espacio y presupuesto que tengas.

Una esterilla

Este elemento es de uso imprescindible en un gimnasio. Suele usarte para estiramientos, pilates, abdominales, y por supuesto, yoga. La función principal es proteger la musculatura de la frialdad y dureza del suelo. De manera que ofrece amortiguación durante la rutina de ejercicios.

Si quieres montar tu propio gimnasio en casa, este es un elemento que no puede faltar. Lo mejor es que son asequibles y no ocupan mucho espacio (puedes doblarla y guardarla en el armario).

Vale mencionar que no todas las colchonetas son iguales y tienen el mismo efecto. Debes considerar que tipo de actividades vas a realizar para determinar el grosor de la esterilla.

Fitball

Aunque ocupan bastante espacio, estas las fitball o pelotas de fitness son un elemento necesario a incorporar en tu gimnasio. Son perfectas para realizar abdominales, fortalecer los glúteos, el core o desarrollar la musculatura.

Ahora bien, las pelotas de fitness vienen en varios tamaños. Puedes elegir entre un diámetro de 55cm hasta uno de 85cm. Tal medición depende de la altura de quien va a hacer las actividades ya que entre más alto, más grande debe ser la pelota para realizar correctamente los ejercicios.

Bosu

Pero si te parece que la fitball es muy grande, un elemento más compacto es el Bosu. Es un medio balón de base dura que puedes utilizar por ambos lados.

Este elemento de gimnasio se utiliza para hacer cardiovascular, trabajo de control postural y de equilibrio. También se utiliza para hacer ejercicios de musculación, crossfit, pilates, o bien sirve como terapia para lesiones.

Discos deslizantes

También conocidos como sliders son elementos bastante económicos para incluirlos en el gimnasio en casa. De hecho, son instrumentos poco frecuentes en un gimnasio profesional. Sin embargo, se incluyen en la lista ya que son perfectos para trabajar el equilibrio y la coordinación.

Si todavía no los conoces, no son más que unos discos con una cara que permite el deslizamiento por el piso, y una cara para apoyar las manos durante el ejercicio. Su tamaño compacto no quita mucho espacio dentro del armario, así que no te olvides de incluirlos en la lista de compra.

Bandas elásticas

Si quieres un verdadero gimnasio en casa, debes tener una de estas. Aun cuando su apariencia es muy sencilla, los resultados que se obtienen al utilizarlas son increíbles. No importa el espacio que le des, ellas siempre cabrán en cualquier lugar.

Hay tres tipos de bandas: las abiertas, ideales para trabajar las extremidades; las cerradas, aún más residentes para hacer trabajos de fuerza; y las mini-bands cuyo objetivo es trabajar el tren inferior. Tenerlas todas en casa será de gran utilidad para mantenerte en forma.

Barra de dominadas

Un clásico de los gimnasios son las barras de dominadas. Se utilizan para trabajar el tren superior al emplear el propio peso corporal. Aunque no es el elemento más económico de la lista, tampoco generan un gasto exorbitante. Aunado a eso, ocupan poco espacio o tienen gran versatilidad.

La clave para utilizar este elemento es la posición donde se coloca. Al anclarlo en una pared o puerta evitarás que sea un obstáculo en el camino, sobre todo si el gimnasio en casa se encuentra en una habitación cerrada.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: