Canelo Álvarez y el “entierro” del PPV en el boxeo profesional

Saúl “Canelo” Álvarez nunca antes había peleado en el Madison Square Garden, de Nueva York, considerado, justamente, una de las mecas del boxeo profesional. El mexicano enfrentó al británico Michael “Rocky” Fielding, por el título interino supermediano de la AMB. La pelea quedó por debajo de lo esperado, porque Canelo apabulló al europeo y el árbitro decidió detener la paliza en el tercer asalto. A pesar del desbalance y las críticas por la elección del rival, lo cierto es que este combate entró en la historia, no por el resultado, sino porque, al ser transmitido por la plataforma streaming “Da Zone” (DAZN), podría significar la desaparición (o, al menos, un cambio) en el sistema pago-por-evento (PPV), que es la mayor fuente de ingreso en el boxeo profesional.

Canelo firmó con DAZN un contrato mediante el cual la plataforma transmitiría en streaming sus siguientes 11 peleas, en cinco años, por una cifra récord de 365 millones de dólares. En la conferencia de prensa, previa al duelo contra Fielding, el siempre polémico Óscar de la Hoya, fundador de Golden Boy Promotions y promotor del mexicano, fue exultante: “Quiero empezar diciendo: Señoras y señores, el Pay-Per-View ha muerto».

¿Estrategia comercial para publicitar la plataforma con la que obtiene millones por los golpes que propina Canelo o realidad económica? Para otro polémico promotor, Bob Arum, es absurdo enterrar al PPV (que tanto dinero le ha dado). “Mientras más personas y más entidades entren al boxeo, mejor es para el deporte. ¿O es que las personas de la NFL se quejan de que sus juegos sean por CBS, por FOX o ESPN? Es bueno para el deporte y eso es exactamente lo que ocurre con el boxeo (…) Mientras más boxeo se presente por ESPN, ESPN+, Da Zone (DAZN), Fox, y Showtime, mejor es para el deporte. Se genera más interés hacia el deporte, siempre y cuando los combates sean excitantes e interesantes. Es grandioso”, aseguró en entrevista publicada en El Nuevo Día.

Aquí también es visible el interés de Arum por resaltar que el PPV seguirá vigente; aunque si DAZN sigue creciendo, como modelo de negocio, será imposible para HBO y Showtime sostener los altísimos precios cobrados para transmitir las peleas más publicitadas. DAZN ofrece contenido “bajo demanda” a todos sus suscritores. El precio mensual es de 9,99 dólares, en Estados Unidos, es decir, por 110 dólares (el primer mes es gratuito) sería posible acceder no solo a una pelea, sino a una gran variedad de contenidos deportivos en directo, resúmenes de competiciones, noticieros y shows originales. El “Netflix” del deporte posibilita el acceso a esos contenidos desde cualquier dispositivo móvil, computadoras, televisores inteligentes y dispositivos de streaming, como el Roku o Apple TV.

La primera presentación de “Canelo” Álvarez por DAZN fue decepcionante, porque el rival poco hizo en la pelea. Este fiasco de seguro no ayudará a DAZN; pero, al igual que sucedió con Netflix, que revolucionó la manera de acceder a los audiovisuales, DAZN también podría transformar la forma en que interactuamos con contenidos deportivos.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *