Panamá no quiere ser la cenicienta de la Copa Mundial Rusia 2018

Panamá tiene una liga de fútbol semiprofesional, donde no pocos jugadores cobran salarios muy bajos y los estadios de allí no se comparan con los de otros países de la región; sin embargo, esto no impidió que la selección nacional obtuviera una histórica clasificación al Mundial de Rusia 2018. Para muchos, este equipo será la “cenicienta” del torneo y los rivales del grupo no tendrán problemas para superarlo. ¿Podrán los canaleros sobreponerse a este nada prometedor pronóstico?

Cinco años atrás, la selección panameña estuvo cerca de obtener un cupo para el repechaje rumbo al Mundial de Brasil; sin embargo, esa clasificación se escapó por dos goles en tiempo de descuento de futbolistas estadounidenses. Ahora faltó poco para que sucediera algo similar; pero esta vez los canaleros lograron una espectacular (y controvertida) victoria sobre Costa Rica y obtuvieron el cupo directo. De esta forma, Panamá se unió a Islandia como los dos únicos debutantes en Rusia y su director técnico, el colombiano Hernán “Bolillo” Gómez, entró en la historia, al convertirse en el segundo DT que logra llevar tres equipos diferentes a un Mundial. Antes había conducido a Colombia en Francia 1998 y, luego, a Ecuador, en Corea – Japón 2002.

“Bolillo” asumió la conducción de Panamá en febrero de 2014 y los resultados de la selección nacional comenzaron a mejorar de inmediato. Ese mismo año, los canaleros finalizaron en la tercera posición de la Copa Centroamericana y, en 2015, obtuvieron el bronce en la Copa Oro. No obstante, pocos consideraron que Panamá pudiera lograr uno de los tres boletos directos que ofrecía Concacaf al Mundial de Rusia, ya que, supuestamente, esas plazas serían para los grandes de la región, es decir, México, Costa Rica y Estados Unidos. El terreno mostró una realidad diferente.

El camino de los panameños hasta ese juego decisivo ante los ticos, en el estadio “Rommel Fernández”, fue complejo. En la ronda clasificatoria de Concacaf, los canaleros culminaron en la segunda posición, por detrás de Costa Rica y por delante de Jamaica y Haití. Con esto garantizaron el boleto para la hexagonal final.

Desde los primeros juegos, los panameños mostraron sus fuertes intenciones de llegar a Rusia, tras vencer a Honduras y empatar a cero con México. El sorpresivo revés ante Trinidad y Tobago provocó muchísimas preocupaciones, pero dos igualadas más, ante los favoritos Costa Rica y Estados Unidos devolvieron la confianza. No obstante, dos derrotas, primero ante los mexicanos y luego una goleada frente a los estadounidenses colocaron a los panameños al borde de la eliminación, porque, en la jornada de cierre de la hexagonal, necesitaban “un milagro”: que Estados Unidos cediera ante el colista Trinidad y Tobago y que ellos vencieran, como local, a la ya clasificada Costa Rica. Para sorpresa del mundo futbolístico, las dos cosas sucedieron. En el “Rommel Fernández” los ticos protestaron hasta el cansancio, porque consideraron que el primer gol nunca debió subir al marcador, ya que el balón no sobrepasó la línea de meta; pero el árbitro consideró válida la acción y, después, en el minuto 88, Román Torres marcó la anotación que provocó una fiesta nacional en Panamá.

LOS RIVALES EN LA COPA

En el sorteo efectuado en Rusia, Panamá quedó ubicada en el grupo G, donde enfrentará a dos fortísimos rivales: Bélgica e Inglaterra y también chocará contra una selección africana, Túnez. Aquí, sin dudas, los dos grandes favoritos son los europeos; mientras, el equipo panameño incluso ha sido catalogado como “la cenicienta” del Mundial. Precisamente esa subvaloración hacia los canaleros puede ser un punto a su favor, ya que les resta presión y aunque tal vez ni siquiera los más empedernidos fanáticos crean que su selección nacional avanzará a octavos de final, lo cierto es que el equipo de mayor edad promedio en Rusia tratará de demostrar que su clasificación no fue obra de la casualidad. Un triunfo ante Túnez y dos buenas demostraciones frente a belgas e ingleses sería una formidable actuación para los debutantes.

LOS HOMBRES DEL “BOLILLO” GÓMEZ

Panamá se presentará en Rusia con la mejor generación de futbolistas de su historia. En el posible listado que maneje el DT habría una mezcla de atletas que juegan en ligas foráneas, sobre todo en la Major League Soccer y otros que se desempeñan en diferentes competiciones latinoamericanas.

El jugador de referencia será el portero Jaime Penedo, de 36 años, quien ha vestido en 128 ocasiones el uniforme de la selección nacional, por lo que es el segundo panameño con mayor cantidad de partidos internacionales, solo superado por Gabriel Gómez. Penedo ha estado en los mejores momentos del equipo, entre ellos las finales de la Copa Oro en 2005 y 2013, en ambas ediciones alcanzó el Guante de Oro y el tercer lugar en la versión de 2015. Los otros porteros que estarían en el Mundial podrían ser José Calderón y Luis Mejía.

En defensa, “Bolillo” Gómez tendría como centrales a Román Torres, Roberto Chen, Fidel Escobar y Jan Carlos Vargas. Como lateral izquierdo podría utilizar a Luis Ovalle y Éric Davis, como lateral derecho estaría Michael Murillo, para el rol de pivote tendría a Ricardo Ávila; mientras, Armando Cooper jugaría de mediocentro, Ismael Díaz estaría de extremo izquierdo (si se recuperara de su lesión) y como delanteros podrían formar Blas Pérez, Luis Tejada y Gabriel Torres.

Pérez lleva 18 años en la selección panameña y es el segundo mayor goleador, con 42 anotaciones, solo superado por Tejada, quien tiene 43.

La selección panameña realizará cuatro partidos de preparación antes de saltar al terreno, el 18 de junio, frente a Bélgica. Ese será un día histórico para el fútbol latinoamericano. Esperemos que los canaleros puedan cumplir lo que les pide su DT, hacer “un papel digno” en el Mundial.

Publicado en PanamericanWorld

columnadeportiva

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido