Olimpiada de ajedrez en Bakú: las cubanas pierden el rumbo (VII)

En la séptima ronda de la Olimpiada de ajedrez que se celebra en Bakú, el equipo cubano que interviene en el torneo Abierto venció por la mínima a Suecia (Yuniesky Quesada salvó el match); mientras, en el evento femenino, las chicas sorpresivamente perdieron ante Ecuador (1,5-2,5) y se hundieron en la tabla de posiciones.

Leinier Domínguez, en el primer tablero, entabló contra Nils Grandelius (2641), en 52 movimientos de una variante Scheveningen de la Defensa Siciliana. Este fue un duelo en el que el cubano no logró aprovechar la conducción de las blancas y realmente hubo paridad todo el tiempo (era misión imposible ganar ese final de torre, pareja de alfiles y cuatro peones, contra torre, alfil, caballo e igual cantidad de peones para el sueco).

En el segundo tablero, Bruzón enfrentó una Apertura Inglesa, elegida por su rival, Erik Blomqvist (2545). Aquí tampoco hubo opciones para ninguno de los dos y el final de torres y seis peones estaba totalmente igualado, así que tablas.

Esta vez le correspondió al villaclareño Yuniesky Quesada salvar el día, porque su victoria sobre Tiger Hillarp Persson (2523) dio la victoria en el match. El sueco lanzó un prometedor ataque con sus peones sobre el flanco dama, tras el enroque largo de las blancas; pero ambos intercambiaron errores y por lo menos el cubano no salió tan mal parado de ese escaramuza. Luego, Quesada combinó su dama con el caballo para presionar sobre el punto f7 y, tras pasar su peón por la columna “d”, Hillarp reconoció el revés.

Por último, Isán Ortiz entabló ante Axel Smith (2516) en 60 jugadas. El final de dos torres y seis peones estaba parejo, por lo que el apretón de manos, en reconocimiento de la paz, fue lo más lógico.

La segunda victoria consecutiva después, después de dos fracasos en línea, ubicó a Cuba en el lugar 22, con 10 puntos. En la octava ronda, el equipo enfrentará a Holanda, una fortísima selección que ha jugado muy bien en Bakú.

Lo más llamativo de la ronda fue la aplastante victoria de Estados Unidos sobre la India, por 3,5-0,5, con triunfos de Nakamura, So y Shankland. De esta forma, los estadounidenses rompieron el invicto de los indios y ascendieron a la cima del Abierto, con 13 puntos, por delante de seis selecciones (entre ellas Rusia) que acumulan 12 unidades.

DE MAL EN PEOR PARA LAS CUBANAS

La selección femenina cubana volvió a perder, esta vez ante Ecuador, por 1,5-2,5 y descendió hasta el lugar 49 de la tabla general de posiciones.

Hubo tres tablas: Maritza Arribas vs. la veterana Martha Fierro (2369); Oleiny Linares ante la WMI Abigail Romero (2106) y Lisandra Llaudy ante la WFM cubana pero que juega por Ecuador, Jacqueline Bosch (2011).

El match encontró decisión en el segundo tablero, donde la Gran Maestra Yaniet Marrero cedió ante su homóloga Carla Heredia (2075). De esta forma, Cuba sufrió su tercera derrota y quedó en solo 8 puntos.

Cinco equipos acumulan 12 unidades, pero por el sistema de desempate, las rusas van primeras, por delante de China y Azerbaiján.