Magnus Carlsen, un rey rápido, aunque no invencible en Berlín

En el Mundial de Berlín se reunió la gran mayoría de la súper elite del ajedrez —faltaron Hikaru Nakamura y Fabiano Caruana, empeñados en ganar los 100 mil dólares en la segunda edición del Millionaire Chess Open en Las Vegas—y ciertamente no hubo sorpresas: el prodigio Magnus Carlsen volvió a demostrar que, incluso con poco tiempo en el reloj, nadie calcula mejor que él y triunfó en el Mundial rápido; mientras, el ruso Alexander Grischuk pudo recuperarse de un año que ha sido terrible para él y triunfó en el blitz.

Cuba tuvo dos representantes en Berlín. Siete años atrás, Leinier Domínguez asombró con su triunfo en el Mundial blitz y ahora, aunque no pudo subir al podio en ninguna de las dos modalidades, creo que tuvo un buen rendimiento, especialmente en el ajedrez rápido. Aquí finalizó con 10,5 puntos, medio menos que Carlsen e igual cifra que Ian Nepomniachtchi y Teimour Radjabov, pero con peor desempate, por lo que terminó ubicado en la cuarta posición.

El otro cubano, Lázaro Bruzón cerró muy mal el Mundial rápido, porque solo obtuvo 7,5 unidades de 15 posibles y quedó nada menos que en la posición 80, entre 150 competidores. Luego, en el Mundial blitz, Leinier logró 13,5 puntos, con los que concluyó en el lugar 13 y Bruzón tampoco mostró su mejor ajedrez, al solo obtener 11,5 unidades de 21 posibles que lo dejaron en el puesto 61.

Después de la victoria de Carlsen en el Mundial rápido de seguro muchos esperaban un resultado similar en el blitz. El noruego comenzó bien, pero tuvo un segundo día aciago, en el que no pudo ganar en sus cinco primeras partidas y esto lo alejó de la cima.

grischuk-gana-blitz-2015
Finalmente, el prodigio fue sexto y Grischuk ganó por tercera vez el Mundial blitz, con 15,5 puntos, medio más que Maxime Vachier-Lagrave y Vladimir Kramnik.

Vea además:
Descargue todas las partidas del Mundial rápido [en .pgn]
Descargue todas las partidas del Mundial blitz [en .pgn]