Mea Culpa, Higinio Vélez


Ay la culpa, la maldita culpa
No la tiene nadie
Grupo Buena Fe, “La culpa”

Costó trabajo, tartamudeos, frases repetidas (“momento tenso”); pero, finalmente, ante las cámaras de la televisión nacional, el Presidente de la Federación cubana de béisbol, Higinio Vélez, reconoció que ellos habían tomado la decisión equivocada al expulsar de un terreno de béisbol…a un árbitro, en el tercer desafío de la subserie entre Ciego de Ávila y Villa Clara, realizado en el estadio Sandino, de Santa Clara.

Las explicaciones que ofrecieron los invitados al espacio radiotelevisivo Mesa Redonda no me convencieron; sin embargo, me pareció muy bien que la Federación reconociera que el árbitro Lobaina no estaba sancionado (como se había dicho), que reafirmaran que ellos no le quitarían nunca la autoridad a un árbitro (como hicieron ese día); pero…no escuché ni la más mínima crítica a Roger Machado, quien es, según Vélez, “un formador”, un “educador”, un “cuadro”, como todos los directores del béisbol cubano. Precisamente por ser todo eso, el director nunca debió retirar a su equipo del terreno y exponerse a perder el juego por forfeit. ¿Moré reclamó? ¡Por supuesto! Se estaba violando una regla; sin embargo, cuando uno escucha las explicaciones de los directivos de la Federación, pues parece que Moré fue “culpable” por protestar y…que todo salió bien, porque el juego fue rápido y no hubo más problemas entre los equipos. En realidad, quien estaba irrespetando al espectáculo, al público reunido en el “Sandino”, era Machado y los que, desde la distancia, incluyeron su nombre en el libro de hechos negativos.

Nunca antes en la historia del béisbol cubano se había expulsado un árbitro de un terreno de béisbol. Esta mancha quedará guardada en la historia de la 53 Serie Nacional. Esa culpa sí la tuvo alguien.

Vea además:Una pelea “silenciosa” en el estadio Sandino

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido