Clásico Mundial: la emoción del próximo mes

WBC_SF
Los amantes del béisbol se frotan las manos pensando en que el próximo sábado dará comienzo el III Clásico Mundial de Béisbol 2013. Durante algo menos de veinte días seguiremos con suma atención los movimientos de todos los equipos y procuraremos no dejarnos nada en el tintero. Dentro de un mes, todo esto será un recuerdo, pero a partir de la semana que viene, la polémica estará servida.

Esto nos lleva a reflexionar acerca de cómo vivíamos antes los mundiales, y es que la blogosfera como parte de la web participativa está ayudando mucho precisamente a difundir las opiniones y reflexiones de los seguidores del béisbol, que hasta entonces encontraban su pasión, al menos en países como España, bastante abandonada. Como el pez que se muerde la cola, al no tener medios de manifestar su interés, apenas podían seguir los eventos deportivos, y dichos eventos no se retransmitían ni se informaba de ellos precisamente por desconocer este interés suscitado por los seguidores.

Hoy sin embargo todo ha cambiado. Ya no solo se trata de que podamos mostrar nuestras  impresiones a través de los comentarios en blogs especializados, sino que podemos dar rienda suelta al mundo de las apuestas como desde siempre vienen haciendo los seguidores del fútbol mediante las quinielas. Gracias a las apuestas online, esta posibilidad se multiplica, e incluso es un recurso bastante extendido ahora que la economía no marcha precisamente bien, como alternativa para obtener algo de dinero extra. Los más atrevidos combinan este tipo de apuestas, además, con juegos gratis de poker en Internet para obtener el mayor beneficio reinvirtiendo parte de lo ganado en las apuestas de un tipo en el otro, reservando el resto del dinero, no contemplando pérdidas pero pudiendo multiplicar los beneficios de manera exponencial. Sin dudas, gracias a todas estas ventajas, el próximo mes viviremos intensamente el Clásico Mundial de Béisbol 2013.

(Colaboración)

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido