Peones indetenibles frenaron a Leinier

El búlgaro Topalov aprovechó sus peones para doblegar al cubano
El búlgaro Topalov aprovechó sus peones para doblegar al cubano

Quizás el búlgaro Veselin Topalov ya no sea aquel temible jugador que ganó el campeonato mundial de la Federación internacional, en San Luis, en 2005 o que mantuvo el liderazgo del ranking universal, con un ELO por encima de los 2800 puntos. Esos tiempos tal vez nunca más retornen; pero, sin dudas, el europeo todavía es un jugador creativo, que forma parte de la elite. Si alguien tenía alguna duda sobre esto, podría estudiar el excelente triunfo de Topalov sobre Leinier Domínguez, en la sexta ronda del Grand Prix que se celebra en Londres.

El cubano condujo las piezas negras y planteó una Defensa Eslava. De inmediato las blancas obtuvieron el control del centro, por lo que Domínguez estuvo todo el tiempo a la defensiva. En la jugada 29, Topalov ganó el peón en e7. Las piezas de Leinier quedaron encerradas y esto lo aprovechó el búlgaro para realizar la combinación ganadora que comenzó con la entrega del alfil por el peón de f6.

Luego llegó el cambio de las damas y aunque el cubano quedó con un alfil de más, en realidad la posición lucía perdida, porque los seis peones blancos, especialmente los de las columnas c, d y e, parecían indetenibles. Leinier maniobró con su rey y alfil; pero Topalov jugó de manera muy precisa el final. Cuando la coronación de uno de los infantes era inminente, Domínguez rindió su rey, por primera vez en la capital británica.

Leinier nunca antes había perdido ante Topalov, en una partida de ajedrez clásico, y el revés significó una pérdida de cuatro puntos en su coeficiente. Ahora tiene 2730 unidades y marcha en la vigésimo tercera plaza del ranking mundial; además, retrocedió hasta el décimo puesto en el Grand Prix, con 2,5 puntos. En la séptima ronda, el cubano llevará las blancas frente al húngaro Peter Leko (2737).

DESPUÉS DEL DESCANSO, VINO LA GUERRA

En la quinta ronda del evento todas las partidas concluyeron en tablas. Entonces vino la jornada de descanso y parece que los ajedrecistas tomaron un “segundo aire”, porque en la sexta fecha tres de los enfrentamientos tuvieron decisión.

La mayor sorpresa se produjo en el duelo entre Hikaru Nakamura y Wang Hao. Definitivamente el estadounidense no está en su mejor forma, ya que perdió ante Gelfand, estuvo cerca de inclinar el rey contra Leinier y frente al asiático cometió un serio error, en la jugada 45 (Cxa4), que lo condujo al fracaso.

El azerí Shakhriyar Mamedyarov también aprovechó una pifia de su oponente, el uzbeco Rustam Kasimdzhanov, en el movimiento 38, y obtuvo su segunda victoria. Las otras tres partidas finalizaron con la división del punto. Alexander Grishuk y Michael Adams entablaron en 47, de una Apertura Ruy López. Además, Boris Gelfand y Vassily Ivanchuk estuvieron poco tiempo frente al tablero, pues igualaron en solo 25 movidas de una Defensa India de Dama. Por último, Peter Leko y Anish Giri firmaron el empate, en 36, de una Defensa Siciliana, variante Najdorf.

Gelfand continúa como líder solitario, con cuatro puntos; aunque la persecución es muy fuerte. Cuatro jugadores totalizan 3,5 unidades: Grishuk, Topalov, Leko y Mamedyarov. Detrás se ubican Adams y Hao, con tres. En los puestos del 8 al 11 aparecen dos de los ajedrecistas que fueron considerados favoritos: Ivanchuk y Nakamura, junto a Domínguez y Giri, todos con 2,5. Cierra Kasimdzhanov, con dos.

BRUZÓN, LISTO PARA SU NUEVO RETO

Mientras Domínguez trata de recuperar el terreno perdido en Londres, Lázaro Bruzón intentará mejorar su actuación del año pasado, en la 13ra edición del torneo Anatoly Karpov, en Poikovsky, Rusia. En 2011, el tunero culminó en el sexto lugar, por su acumulado de 4,5 puntos en nueve partidas. Allí derrotó al ruso Sergei Rublevsky y cedió ante el checo Viktor Laznicka. Los rivales para la edición de 2012 volverán a ser complicados; aunque esta vez el cubano llega con el tercer mejor ELO del certamen, 2713 puntos.

Los competidores del evento, con un ELO promedio de 2700 unidades, serán: Ruslan Ponomariov (2729), Dmitry Jakovenko (2724), Radoslaw Wojtazek (2713), Lázaro Bruzón (2713), Viktor Bologan (2712), Nigel Short (2698), Sergey Rublevsky (2693), Yue Wang (2691), Alexander Onischuk (2672) y Alexander Motylev (2658).

 Publicado en CubAhora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido