Añoranza por Eddy Martin

Eddy Martin hubiera cumplido 80 años este 14 de junio
Eddy Martin hubiera cumplido 80 años este 14 de junio

Durante décadas su voz trajo a los hogares las incidencias de los juegos de la Serie Nacional, también los triunfos de deportistas cubanos en citas olímpicas, panamericanas, centroamericanas. Nos acostumbramos a su estilo, a la forma tan especial que tenía para acercarnos a la historia. Añoranza, así pudiera definirse el sentimiento de muchos ante la ausencia del maestro Eddy Martin quien hubiera cumplido 80 años este 14 de junio.

Eddy era considerado el decano de los narradores deportivos en Cuba. En él sobresalían su extenso conocimiento sobre la mayoría de las modalidades y su manera de comunicarse con el público, características estas que lo convirtieron en una persona con un extraordinario nivel de credibilidad y en un referente para sus colegas.
Lamentablemente en 2006 un accidente automovilístico, del que Eddy no fue responsable, lo llevó al hospital; mientras en Cartagena de Indias, Colombia, se desarrollaban los Juegos Centroamericanos. Su muerte conmocionó al país y no sería exagerado escribir que las narraciones, en especial las de béisbol, no han sido—tal vez nunca lo sean—iguales desde que Eddy ya no está detrás de los micrófonos.

Recorrer la vida de Eddy Martin en pocas líneas es imposible. Nadie podría resumir en tan breve espacio sus siete coberturas olímpicas, 11 panamericanas, el primer Clásico Mundial y 45 Series Nacionales de béisbol; sin embargo, el haber sido testigo excepcional de estos acontecimientos deportivos no bastaba para ser grande. Era necesario poseer una sensibilidad especial y una amplia preparación cultural. Eddy tuvo ambas. Junto a él los cubanos “subieron al espacio” con Arnaldo Tamayo, “vieron” cuando Teófilo Stevenson venció en la Olimpiada de Munich, en 1972 y sintieron muy de cerca el ponche de Pedro Luis Lazo a Alfonso Soriano en la semifinal del Clásico Mundial 2006, por citar tres ejemplos.

Eddy nació en la provincia de Ciego de Ávila, en 1929, y desde los 14 años comenzó a escribir para un periódico de su localidad y también dio sus primeros pasos en la radio, por supuesto, en un noticiero deportivo. A finales de 1948 llegó a La Habana y en la capital se graduó como locutor.

En diversas emisoras como Radio Continental, Cadena Roja, Radio Lavín,   Radio Cadena Habana, el Circuito Nacional Cubano, Eddy alternó la locución comercial con el deporte y no tuvo un camino fácil porque el maestro se enfrentó a un ambiente muy competitivo, en el que supo desenvolverse y aprender de consagrados narradores de esa época como “Felo” Ramírez, “Cuco” Conde y Rubén Rodríguez.

Más tarde, Eddy trabajó en el periódico Hoy, en el semanario Vamos y en la revista Avances. Después de 1959 su voz se hizo habitual en los actos oficiales y sus artículos aparecieron con asiduidad en los diarios Revolución y luego en Juventud Rebelde, donde dirigió la página de deportes.

De Eddy no solo nos quedan sus excelentes narraciones, también están sus libros. A diferencia de otros colegas que nunca supieron llevar a la letra impresa las emociones, alegrías, recuerdos y tristezas vividas, el maestro logró atraer a lectores con sus historias recogidas en obras como “Por las rutas del Olimpo”, “Béisbol para niñas y niños” y “Memoria a mis setenta y…”, un anecdotario personal.

Tuve la suerte de participar en una entrevista que nos ofreció el maestro para un documental que producíamos un grupo de entonces estudiantes de periodismo, en 2003, acerca de los cuadrangulares más espectaculares del béisbol cubano. Su criterio no podía faltar y recuerdo que ante la pregunta sobre cuál él seleccionaría, Eddy sonrió, quedó en silencio unos segundos y nos dijo: “Chico, eso es muy difícil” y a continuación nos argumentó su respuesta.

Las comparaciones entre personas que vivieron en diferentes etapas para elegir al, supuestamente, mejor narrador deportivo de todos los tiempos en Cuba carecen de sentido. Felo Ramírez, Cuco Conde, Rubén Rodríguez, Bobby Salamanca, Héctor Rodríguez, Roberto Pacheco, Ramón Rivera y, por supuesto, el maestro Eddy Martin, todos fueron grandes. Cada uno de ellos, con su estilo, dejó una huella en la historia de la narración cubana y eso, quizás, es lo que deberíamos recordar.

Publicado en Cubasí

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

11 comentarios sobre “Añoranza por Eddy Martin

  • el 15 Junio, 2009 a las 7:22 pm
    Permalink

    No sabia que habia muerto Eddy Martin….que junto con Felo Ramirez los considero unos monstruo del periodismo,,,,siento mucho esa noticia y tuve el honor de hablar algunas veces con el,,,,y con Antolin Leon….Cuba perdio una joya del periodismo que descanse en paz,,Eddy Martin…el mejor!

    • el 15 Junio, 2009 a las 8:06 pm
      Permalink

      Saludos… La muerte de Eddy en 2006 fue un duro golpe para todos los que admiramos y seguimos la actividad deportiva. En Eddy sobresalían su profesionalidad y carisma. Sin dudas, uno de los grandes de todos los tiempos.

  • el 15 Junio, 2009 a las 10:05 pm
    Permalink

    No sabia que habia muerto, y dime si tienes algo en comun con Masjuan el comentarista deportivo y pienso comentar algo contigo sobre un familiar mio y
    las olimpiadas.

    • el 17 Junio, 2009 a las 12:40 pm
      Permalink

      Saludos y gracias por tus comentarios. La muerte de Eddy en 2006 conmocionó (no exagero) al país. Realmente se extraña su presencia (voz) en las transmisiones deportivas cubanas. Aunque compartimos el mismo apellido y hasta el primer nombre hasta ahora no he encontrado ningún vínculo familiar con Miguel Ángel Masjuán.

  • el 16 Junio, 2009 a las 7:56 pm
    Permalink

    Lo que mas me gustaba de Eddy…era el analisis libre de apasionamiento que hacia y su inteligencia cultivada e intuitiva…ademas tenia un angel especial:..Caia bien de gratis!!..sin esforzarse …su modestia y maestria….me alegro de haberlo conocido…es un honor que no olvidare nunca,,,

    • el 17 Junio, 2009 a las 12:28 pm
      Permalink

      Estoy de acuerdo contigo en lo que escribes sobre Eddy. Su enorme cultura y el trato sencillo con todos (entre otras cosas) lo distinguían del resto de sus colegas. Me alegro que hayas tenido la oportunidad de conocerlo, hoy los que seguimos al deporte en este país sentimos mucho su ausencia, créeme que las transmisiones televisivas, en especial las de béisbol, no han sido las mismas.

  • el 25 Febrero, 2010 a las 7:03 am
    Permalink

    Estimado Masjuán: Un saludo para tí con mucho cariño. Acabo de leer tu artículo sobre mi padre que no aparto ni un segundo de mi corazón ,ni mi mente y te confiezo que no pude evitar mis lágrimas . En vida yo siempre le decía cuán orgullosa me sentia de tener un padre como él y su tierna sonrisa y su abrazo me corroboraban su emoción.Pero mientras mas tiempo pasa y encuentro un artículo ó me encuentro con personas que me expresan su cariÑo y su admiración hacia él , veo ¡cuanto amor sembró mi padre,no solo a nosotros sus hijos y su familia ,si nó ,a todo el pueblo de Cuba !que efectivamente lo sigue extrañando y creo que mi padre está mas vivo que nunca en el corazón de todos nosotros, por sus enseñanzas y su legado. Gracias por ese artículo tan lindo y tan sentido. UN abrazo. Anita.

    • el 25 Febrero, 2010 a las 1:31 pm
      Permalink

      Le agradezco mucho su comentario en mi blog. Para todos los que una
      vez soñamos con estudiar periodismo, Eddy era uno de los modelos a
      seguir; luego, ya en la academia, el modelo se agigantó y los que
      tuvimos la posibilidad de conversar con él conocimos a una bella
      persona, que nos sorprendió no solo por su enciclopédico conocimiento,
      sino por una sencillez que solo los grandes pueden mostrar. Realmente extrañamos mucho al Maestro, porque el periodismo deportivo cubano, sobre todo las transmisiones televisivas de béisbol, nunca más han sido las mismas.

  • el 25 Febrero, 2010 a las 2:57 pm
    Permalink

    Senti muchisimo la perdida de Eddy Martin en el 2006 pues aunque no tuve el placer de concerlo personalmete lo admiraba mucho por su profesionalismo y por lo ke pude escuchar de el, ademas de como dicen aqui, era referencia obligada para cualquier opinion periodistica deportiva o no en Cuba, una gran persona y un excelente profesional. Era impresionante la cantidad de datos, estadisiticas y anecdotas que conocia. Un saludo muy sincero para todos aquellos que comparten mi opinion acerca de Eddy Martin y un abrazo para su hija. Que no te quepa la menor duda, Eddy Martin vive en un lugar muy especial en el corazon y el recuerdo de todos los cubanos. Gracias Masjuan por el blog. Muy bueno.

    • el 25 Febrero, 2010 a las 3:54 pm
      Permalink

      Saludos y otra vez gracias por comentar en mi blog. Me agrada mucho que el post que escribí hace un tiempo sobre Eddy se siga leyendo y que a Ana, la hija del Maestro, le parezca bien y que usted recuerde a Eddy por las décadas que estuvo ofreciendo, en cualquier espacio, muestras de excelente periodismo. Ojalá el libro de Eddy (uno de los múltiples que escribió) “Memorias a mis 70 y….” pudiera reimprimirse y en la próxima (o próximas Feria) apareciera la reedición porque las crónicas de ese libro son deliciosas. Tres años atrás me propusieron en la emisora Habana Radio continuar con el proyecto creado y mantenido durante casi una década por Eddy, su programa Leyendas. Fue un reto difícil porque, en argot deportivo, “el listón estaba muy alto”, pero asumí el programa con la enorme responsabilidad de continuarlo, de que cada domingo se recuerde, en la presentación, que ese programa de historia deportiva, lo creó Eddy en 1999.

  • el 19 Abril, 2015 a las 9:59 pm
    Permalink

    1970 Campeonato Mundial de Beisbol Juvenil, Maracaibo, Venezuela…tenia acceso absoluto a la cabina de trasmision de Radio Rebelde y alli me hice narrador y comentarista de beisbol…gracias a Eddy y Bobby… Tony Garcia, Jacksonville, Fl

Comentarios cerrados.