Nutrición, la clave no secreta para el éxito de un ciclista

Después de una etapa en cualquiera de las principales competiciones del ciclismo profesional, un corredor habrá consumido entre 6.000 y 9.000 calorías. Esto es el doble o, en ocasiones, el triple de lo que consumiría diariamente una persona con actividades físicas normales. ¿Cómo recuperar la energía para el día siguiente? La clave está en la nutrición, por lo que ciclistas profesionales y amateurs recurren a tiendas online especializadas como komcycles.com para acceder a diferentes productos de primera calidad y con precios competitivos.

Una correcta alimentación y un entrenamiento bien planificado son dos elementos esenciales y muy relacionados con el éxito de un ciclista. Si se descuida uno de ellos, entonces el resultado se verá reflejado en la tabla de posiciones de cualquier vuelta en la que intervenga ese corredor.

Quizás dos décadas atrás no se prestara tanta atención a la nutrición deportiva. Para muchos se trataba solo de ingerir suficientes proteínas e hidratos de carbono para recuperar todo lo perdido en el día de entrenamiento o competición. Hoy se entiende que es imprescindible tener realmente una alimentación equilibrada, en la que cada cosa ingerida haga un aporte específico para antes, durante y tiempo después del ejercicio.

Hay alimentos que definitivamente están desterrados de la dieta, no solo de los ciclistas, sino, en general, de todos los deportistas, no solo los profesionales. Los refrescos, harinas refinadas y bebidas alcohólicas afectan muchísimo, porque contienen azúcares añadidos y casi no aportan micronutrientes.

¿Cómo son las dietas de los ciclistas?

Las dietas de los ciclistas son estrictas. Entre los alimentos básicos para mantener saludable a ese deportista no pueden faltar frutos secos, papas, cereales integrales, pescados, carnes, huevo, legumbres. Pero ni siquiera esa dieta tan balanceada sería suficiente para sobresalir en un deporte con competitivo como el ciclismo. Es necesario acudir a complementos alimenticios que se toman en diferentes momentos del día, especialmente antes de que comience la carrera y, luego, dentro de la competición.

No es un secreto que el ciclismo ha sido muy golpeado por los escándalos de dopaje. Entonces, cada ciclista, en cualquier nivel, debe ser muy cuidadoso con lo que come, porque un complemento alimenticio no avalado puede contener una sustancia considerada como “dopante”. Un caso positivo en una prueba antidoping puede acabar con la reputación de ese atleta. Ejemplos de caídas por dopaje sobran. Basta con estudiar la vida y obra de Lance Armstrong para entender esto. Por tanto, es muy recomendable consumir solo complementos de marcas reconocidas que comercialicen tiendas especializadas.

Entre los complementos que ayudan antes de que arranque la carrera sobresalen los geles con hidratos de carbono y cafeína. Los geles más líquidos lógicamente son más sencillos de ingerir, aunque siempre es recomendable tomar agua después de utilizar uno de estos geles.

Además también es aconsejable recurrir a las bebidas energéticas isotónicas. Estas contienen electrolitos que ayudan a la resistencia. Ya dentro de la competición, el organismo consume enormes cantidades de energía. El ciclista no puede esperar a terminar la carrera para reponerse, sino que debe hacerlo mientras pedalea intensamente. En estos casos, la mejor opción es recurrir a barritas de carbohidratos. Estas tienen una alta concentración de energía y gran cantidad de hidratos de carbono y sales minerales. En las carreras los expertos en nutrición sugieren recurrir a las que sean de bajo contenido de fibra, proteínas y grasas. Para que hagan su efecto deben acompañarse con bebida isotónica o agua.

Una vez concluida la sesión de entrenamiento o la carrera es muy importante ingerir alimentos cuanto antes. Entre las opciones sugeridas están los batidos recuperadores que contienen proteínas y carbohidratos.

Como hemos analizado, la alimentación de un ciclista no es sencilla. A día de hoy, los principales equipos del mundo incluyen en su plantilla a especialistas en nutrición e, incluso, chefs especializados. En la tercera década del siglo XXI ya nadie duda que los futuros campeones de las vueltas más importantes del mundo se forman no solo en largas sesiones de entrenamiento, sino también en lo que ingieren cada día.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *