El velocista Magnus Carlsen, campeón del Clutch Chess Champions Showdown

Probablemente a muchos no nos guste el formato de los matches de la serie de torneos Clutch Chess Champions Showdown, organizados por el Club de ajedrez de San Luis; pero, de seguro, no podemos negar que el hecho de otorgar dos y tres puntos a las partidas “termostato” añade un componente muy emocionante a los duelos entre ajedrecistas de la súper elite. Lo acabamos de vivir con el match final entre Magnus Carlsen y Fabiano Caruana, decidido en el último cotejo, el 12, donde el noruego superó al estadounidense y añadió otro título (y 66 700 euros) a su cuenta bancaria.

Antes de llegar a la final, un rápido análisis del match de cuartos de final entre el GM Leinier Domínguez y Caruana. El cubano había sido aplastado por Fabi una semana atrás, pero ahora lució mucho mejor. Perdió 7,5-10,5 y en el balance quedó +3-5=4.

El match por el título del torneo entre Carlsen y Caruana fue muy interesante y una combinación de “ajedrez espectáculo con ajedrez arte”. Una de las principales críticas al ajedrez rápido es que, con menos tiempo del habitual, los errores son más frecuentes y supuestamente desciende la calidad de las partidas. Quizás. Pero también las tablas son menos frecuentes y las “partidas de memoria” (¿alguien duda de la capacidad de los Grandes Maestros de la súper elite de memorizar líneas completas de aperturas?) desaparecen. La FIDE, por cierto, mantiene su ranking en todas las modalidades inamovible, porque no considera “válidos” los torneos online. Una paradoja.

En el duelo entre dos mentes brillantes hubo excelentes combinaciones y también pifias. En el primer día, Carlsen ganó la quinta partida, pero Caruana salió de una posición totalmente perdida y triunfó en la sexta e igualó el marcador (4-4). La última fecha fue emocionante, porque Caruana, tal y como hizo contra Wesley So en la semifinal, vino de atrás y venció en la 11na partida, que valió por tres puntos. De esta forma, Carlsen estaba obligado a ganar la 12ma.

Con blancas, el noruego fue a por todas y Caruana, realmente, le facilitó la tarea. Después de solo 17 movimientos la situación era desesperada para las negras. El estadounidense entregó la dama por dos piezas; pero ni eso le dio contrajuego. A la altura del movimiento 31, ante la imposibilidad de escapar de la red de jaque mate, Caruana rindió su rey.

“Ahora que he ganado el torneo queda muy bonito decir que un campeón de verdad, que pretende dominar a los demás, debe ser capaz de triunfar en los grandes momentos. Pero no se me escapa que en esas situaciones suele influir también la suerte. Una de las claves de mi victoria es que en la penúltima estaba perdido mucho antes de rendirme, lo que me ha dado tiempo de mentalizarme apropiadamente para la última”, explicó Carlsen

El maratón de torneos online tendrá un respiro de apenas una semana. El 20 de junio comenzará la tercera parada del Tour de Magnus Carlsen. Esta vez se llamará Chessable Masters y en la nómina aparecen, por supuesto, Carlsen, junto a Nakamura, Caruana y Daniil Dubov (ganador de la segunda parada).

Vea además:
Descargue todas las partidas del Clutch Chess Champions Showdown [en .pgn]

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: