Las 10 mayores leyendas del boxeo mexicano

Elegir los 10 mejores boxeadores mexicanos de la historia no es tarea sencilla. El boxeo es uno de los deportes que más pasiones despierta en México. Quizás solo el fútbol esté por encima en el gusto de los fanáticos; aunque si nos centramos solo en los éxitos al máximo nivel, los boxeadores mexicanos tienen una enorme ventaja sobre los futbolistas.

A lo largo de la historia, los boxeadores mexicanos han conquistado trece medallas en Juegos Olímpicos, dos de ellas de oro, ganadas por Ricardo Delgado y Antonio Roldán, en la cita que acogió Ciudad de México, en 1968. Además, más de 200 boxeadores mexicanos han obtenido un título mundial, en casi todas las divisiones, en alguna de las organizaciones que rigen el pugilismo profesional.

Seleccionar los 10 mejores boxeadores mexicanos de todos los tiempos es muy complicado; pero decidí ponerme los guantes y saltar al ring de la polémica con un listado en el que aparecen grandes leyendas del pugilismo y también le dimos espacio al peleador más famoso del momento, Saúl “Canelo” Álvarez.

Julio César Chávez, el “César del Boxeo” (107-6-2, 85 KO)

El primer nombre en nuestra lista no tiene discusión. No es casualidad que hayan apodado a Julio César Chávez como el “César del boxeo”. Su formidable pegada y su férrea defensa lo convirtieron en uno de los más grandes pugilistas de todos los tiempos. Sus récords fueron impresionantes: logró una cadena de 90 triunfos consecutivos en peleas profesionales y ganó un título mundial en tres divisiones. Celebró 115 combates y solo cayó derrotado en seis ocasiones. Al César Chávez, lo que es del César Chávez.

Rubén “Púas” Olivares (89-13-3, 79 KO)

Quizás solo el “César” Chávez pueda ubicarse por delante del “Púas” Olivares en el listado de los mejores boxeadores mexicanos de todos los tiempos. Este peleador celebró más de 100 peleas y, gracias a la potencia de su zurda y a un gancho indetenible al hígado, se convirtió en uno de los pesos gallos más completos de la historia del pugilismo.

Raúl “Ratón” Macías (41-2, 25 KO)

“Ratón” Macías puede considerarse la primera gran leyenda entre los boxeadores mexicanos. Logró el título mundial entre los pesos gallos en 1955, de la Asociación Nacional de Boxeo, al dejar fuera de combate al tailandés Chamrern Sonkitrat, en San Francisco. Dos años después, su revés frente a Alphonse Halimi causó una enorme reacción en su país. Macías participó en varias películas y sostuvo amistad con íconos de la cultura mexicana como los actores Pedro Infante, María Félix y Mario Moreno “Cantinflas”.

Ricardo “Finito” López (51-0-1, 38 KO)

Ricardo López logró la hazaña de finalizar invicto en 52 combates durante una exitosa carrera de ¡16 años!, entre 1985 y 2001. Peleaba en los pesos minimoscas y defendió su corona mundial en 22 ocasiones. De acuerdo con la revista especializada The Ring, “Finito” puede considerarse como uno de los mejores boxeadores libra por libra de la última década del siglo XX.

Miguel “El Pequeño Maestro” Canto (61-9-4, 15 KO)

Su estilo de defensa fue legendario. Durante casi un lustro se mantuvo como campeón del peso mosca y defendió en nueve oportunidades esa corona.

Carlos “El Cañas” Zárate (66-4, 63 KO)

Zárate encadenó una impresionante racha de 52 victorias consecutivas, 51 de ellas por KO, hasta que cayó ante otra leyenda del pugilismo latinoamericano: el boricua Wilfredo Gómez. Fue campeón del peso gallo del Consejo Mundial de Boxeo, entre 1976 y 1979 y fue exaltado al Salón Internacional de la Fama del Boxeo.

Marco Antonio Barrera (67-7, 44 KO)

Sus seguidores lo apodaron “Barreta” por la fuerza que imprimía a sus golpes. Logró el título en el peso gallo y, tras regresar a los cuadriláteros, en una división superior, sostuvo una fortísima rivalidad con otra leyenda del boxeo mexicano: Erik Morales.

Lea TODO el artículo en PanamericanWorld

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: