Trump vs. LeBron James: la nueva guerra del presidente

Donald Trump ha abierto otro “frente de guerra” en el deporte. En su primer año en la Casa Blanca libró y ganó la pelea con la NFL, al lograr que los equipos introdujeran “políticas internas” para evitar que los jugadores se arrodillaran durante la interpretación del himno, frente a las cámaras de televisión. Ahora, en la nueva batalla, creo que el mandatario llevará la peor parte, no solo porque sus burlas denotan…bueno, lo que es, sino, especialmente, porque el contrincante, LeBron James, es uno de los atletas con mayor prestigio en el mundo.

“El tipo más tonto de la televisión ha hecho que LeBron parezca inteligente, lo cual no es fácil. ¡A mí me gusta Mike!”, escribió (dónde si no) en su cuenta de Twitter el mandatario. Insultar la inteligencia de uno de los afroestadounidenses más influyentes y, luego, como si fuera un juego de niños, meterse en una tonta controversia, al elegir a Michael Jordan como el mejor de todos los tiempos, parece tan inmaduro, pero ciertamente muy Trump. Esto apenas unas días después de que LeBron abriera su escuela “I promise”, para niños en riesgo de exclusión social, en Akron, y ofreciera una entrevista con uno de los enemigos (la lista es amplia) del presidente: CNN.

En esta conversación, con Don Lemon como entrevistador, “King” James declaró lo que no es un secreto para nadie: “De lo que me he dado cuenta en los últimos tiempos es de la manera en la que nuestro presidente utiliza el deporta para dividirnos, y es algo que no puedo soportar. No puedo darme la vuelta y quedarme sin decir nada”, aseguró el ahora jugador de los Lakers, que concluyó asegurando que nunca se sentaría frente a él para charlar.

El apoyo a LeBron ha sido enorme. Hasta el propio Jordan, siempre tan reacio a inmiscuirse en cualquier tema político que pueda dañar sus negocios, emitió un breve comunicado, a través de sus portavoces: “Apoyo a LeBron James. Está haciendo un trabajo increíble en su comunidad”. Más escueto, imposible; pero, al menos, se pronunció. Otros, en la NBA, sí fueron muy claros con relación a la controversia del magnate de bienes raíces contra el cuatro veces Jugador Más Valioso de la liga. Karl-Anthony Towns (Minnesota) y Donovan Mitchell (Utah) utilizaron sus perfiles en redes sociales para mostrar su apoyo a James; mientras, el comentarista Bill Simmons publicó este tuit: “Lebron es un tipo inteligente (y uno de los atletas más pensantes que tenemos)”. Además, Lemon respondió al tuit de Trump con una pregunta: “¿Quién es el verdadero tonto? ¿Un hombre que pone a los niños en las aulas o alguien que los encierra en jaulas?”

Hasta Melania Trump salió de su habitual ostracismo para alabar, mediante su portavoz, Stephanie Grisham, a James por estar “trabajando para hacer cosas buenas (…) La primera dama anima a todos a tener un diálogo abierto sobre los problemas que enfrentan los niños hoy”. Por supuesto que no hizo referencia al cruce de críticas entre su marido y el mejor jugador de baloncesto del planeta; pero, de seguro, a su iracunda pareja no le debe haber gustado esa posición.

Esta no es la primera “guerra” entre Trump y LeBron y, por la manera en que van las cosas, no será la última. En septiembre de 2017, James criticó con dureza la postura de la Casa Blanca de no invitar a los campeones de la NBA, los Warriors de Golden State, al encuentro tradicional del presidente con los titulares de las principales ligas profesionales en Estados Unidos. De cualquier forma, Curry, Kerr y Durant habían asegurado que no les interesaba visitar Washington mientras Trump estuviera allí.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *