Súper Bowl 48: Broncos de Denver, las armas del favorito

Nadie lo pone en duda: los Broncos de Denver llegan como favoritos al Súper Bowl 48, frente a los Halcones Marinos de Seattle. ¿Qué argumentos sustentan esta elección?

En primer lugar, la experiencia. Los Broncos tienen marca de 2-4 en Súper Bowls; pero triunfaron en sus últimas dos presentaciones, cuando John Elway era el mariscal de campo. El primer triunfo ocurrió en el Súper Bowl XXXII, 31-24, sobre los Packers de Green Bay y, al año siguiente, de una manera más fácil, 34-19, sobre los Falcons de Atlanta.

En segundo lugar, la maestría del mariscal de campo, Peyton Manning. El número 18 tiene balance de 1-1 en este tipo de juego y, de seguro, querrá añadir un segundo anillo de campeón a su extraordinaria trayectoria, con lo que se convertiría en el primer mariscal que gana el Súper Bowl con dos equipos. La temporada 2013 fue absolutamente espectacular para Manning, porque logró varios récords. Por ejemplo, lanzó 5477 yardas y 55 touchdowns, más que ningún otro mariscal de campo en la historia de la NFL.

Una ofensiva aplastante. Los Broncos impusieron una marca colectiva, al lograr 606 puntos en la campaña regular. El cuerpo de receptores jugó un rol fundamental en este récord. Cuatro receptores abiertos lograron más de 10 TD y más de 60 recepciones cada uno. Estas son cifras asombrosas. La secundaria de los Halcones Marinos tendrá que lucirse para detener a  Demaryius Thomas, Julius Thomas, Eric Decker y Wes Welker. Veamos las cifras: Thomas y Decker tuvieron más de 1 000 yardas por segunda temporada consecutiva; mientras Welker y Thomas lograron más de 750 yardas.

Una defensa mejorada. Este fue el punto débil de los Broncos en los 14 primeros partidos de la temporada. Su línea defensiva hizo el ridículo en no pocas ocasiones y permitió, como promedio, 26.6 puntos y 371.5 yardas por partido. Luego los Broncos mejoraron este renglón y los números hablan por sí solos: en los últimos cuatro desafíos (incluidos los triunfos sobre los Chargers y Patriotas, en playoff) la defensiva solo permitió 15 puntos y 268.5 yardas por desafío.

Un entrenador ganador. Solo seis entrenadores en la historia de la NFL han llevado a dos equipos diferentes al Súper Bowl. John Fox es uno de ellos. Perdió ante los Patriotas cuando comandaba a las Panteras de Carolina y ahora por supuesto que quiere el Trofeo Lombardi. En tres temporadas al frente de los Broncos, Fox tiene un récord de 37-16; pero solo 3-2 en playoff. ¿Llegará la cuarta victoria? Creo que sí. Este es el año de los Broncos.