miércoles, mayo 22Un espacio para todos los deportes

Rangers vs. DBacks, protagonismo cubano en la Serie Mundial más inesperada del siglo XXI

Los Rangers de Texas y los DBacks de Arizona protagonizarán, probablemente, la Serie Mundial más inesperada de lo que llevamos de siglo XXI. Creo que nadie pronosticó, antes de que comenzaran los playoffs, que estos dos equipos terminarían discutiendo el Clásico de Otoño.

Recordemos que los Rangers perdieron el título del Oeste el último día del calendario regular y tuvieron que enfrentar la ronda de comodines. Mientras, los DBacks concluyeron en el sexto lugar de la Liga Nacional. Dos años atrás ni siquiera hubieran entrado en la postemporada.  Ninguno de estos dos equipos fue considerado favorito en las tres series de playoff que afrontaron; pero, al final, son ellos los que lucharán por el trofeo.

El hecho de que dos comodines discutan la Serie Mundial ha despertado no pocas polémicas. No pocos fanáticos de los Dodgers y Bravos alegan que el “largo” tiempo de espera (5 días) entre la serie de comodines y la divisional favoreció a los equipos que llegaban “calientes”, es decir, con centenares de kilómetros de más recorridos y el pitcheo abridor cansado. Los Dodgers fueron barridos por los DBacks; mientras, los Bravos cayeron en cuatro partidos ante los Filis. Y el “culpable” de esta catástrofe de dos equipos con más de 100 victorias es…el formato de los playoffs. Risible. No obstante, la opción de ampliar al mejor de siete la serie divisional creo que terminará por implantarse, en un futuro no tan lejano.

Protagonismo cubano en la Serie Mundial

Tres cubanos estarán en la Serie Mundial 2023. Esto debería ser un titular en todos los espacios mediáticos especializados en el país; pero ya sabemos que, una vez más, los éxitos de estos deportistas quedan en el silencio oficial. Triste, pero cierto.

Cuando los Azulejos de Toronto decidieron cambiar a Lourdes Gurriel Jr. hacia el desierto de Arizona no pocos pensamos que el hecho de llegar a una franquicia muy perdedora dañaría la carrera del menor del clan Gurriel. En realidad, sucedió lo contrario. Mientras en Toronto, “Yunito” entraba y salía de la alineación regular, en Arizona fue inamovible. Bateó más y siguió demostrando sus habilidades defensivas. Su hermano jugó en tres Series Mundiales (2 anillos). Ahora le corresponde a “Yunito”.

En los campeones de la Liga Americana brilló José Adolis García. El avileño disparó cinco jonrones, impulsó 15 carreras y fue reconocido, justamente, como el MVP de la Serie de Campeonato. Los Astros no le perdonaron el “perreo” tras el jonrón del quinto juego y el relevista Abreu “premió” al cubano con una recta directa a las costillas. Allí ardió Troya; pero, claro, Houston, de una incapacidad patológica para no reconocer sus artimañas, alegó que aquella bola no fue intencional. También risible. “El Bombi” respondió al desafío con tres jonrones entre el 6to y 7mo desafío. Mejor venganza, imposible.

Aroldis Chapman no se parece el zurdo que intimidaba años atrás. La recta todavía le supera las 100 millas y eso es impresionante; pero pasó por no pocos sustos. De cualquier forma, Bruce Bochy, que sabe, como pocos, lo que hace en los playoffs lo mantuvo como el preparador del octavo inning y eso no debe cambiar en la Serie Mundial.

¿Favorito? Los Rangers, con diferencia. Tienen una ofensiva muy superior y un pitcheo abridor más completo. No obstante, el cuerpo de relevistas de los DBacks luce más confiable.

En un escenario “normal”, los Rangers ganarían su primera Serie Mundial de la historia. Pero esta postemporada ha tenido de todos menos “normalidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *