domingo, junio 16Un espacio para todos los deportes

Geles energéticos, un complemento clave para la práctica de los deportes

Los geles energéticos se han convertido en un complemento indispensable, tanto para deportistas profesionales, como para aquellos aficionados que realizan ejercicios con el objetivo de mejorar su rendimiento físico. Su utilización posibilita, en entrenamientos y en competencias, obtener rápidamente energía.

Los geles tienen una gran cantidad de nutrientes y son más fáciles de transportar que otros suplementos vitamínicos. Al ser líquidos es más sencillo consumirlos, especialmente para aquellos que practican modalidades en las que resulta complicado alimentarse, como el ciclismo, la natación, las carreras de larga distancia y el triatlón.

Características de los geles energéticos

Los geles de recuperación deportiva están compuestos por agua e hidratos de carbono que son combustibles para los músculos y el cerebro durante el ejercicio. Estos ofrecen una energía rápida y contribuyen a que la glucosa en sangre se mantenga en niveles adecuados.

Además, los geles tienen una gran diversidad de sales minerales, como el potasio, sodio, magnesio, hierro, calcio y zinc que permiten reponer en poco tiempo los electrolitos perdidos con el sudor.

Algunos tipos de geles de recuperación deportiva también incluyen aminoácidos y vitaminas, que inciden en reducir la fatiga; mientras, otros geles contienen cafeína que ayuda a mejorar la resistencia y la concentración. La cafeína activa la función analgésica en el organismo, por lo que contribuye a que disminuya la percepción de dolor.

Ventajas de los geles energéticos

Una de las principales ventajas de los geles energéticos es que son fáciles de transportar, por su pequeño tamaño y también de consumir. Se comercializan, por lo general, en pequeños sobres de plástico, muy fáciles de abrir y con diferentes sabores.

Las calorías que aportan, en forma de carbohidratos, permiten que el rendimiento sea sostenido en el tiempo. Además, los minerales, vitaminas y sodio compensan, como ya analizamos, las pérdidas sufridas por el sudor.

¿Cuándo tomar los geles energéticos?

Los expertos recomiendan tomar los geles energéticos en sesiones de entrenamiento que vayan a extenderse más tiempo de lo habitual. Además, también puede consumirse el gel durante la competición. Un consejo clave es no esperar a que aparezca la sensación de fatiga, para entonces tomar el gel, sino que, al igual que sucede con otros alimentos, es esencial tomarlos desde el comienzo del esfuerzo físico, para evitar que se produzca un bajón de energía.

Otra de las recomendaciones es ingerir el gel en pequeños sorbos, cada 5 o 10 minutos, para que el organismo logre asimilar mejor los múltiples nutrientes que está recibiendo. En el momento de máximo esfuerzo físico no es recomendable tomar todo un gel, porque llegará demasiado rápido al sistema digestivo y esto puede ocasionar diarreas o vómitos. También es importante acompañar el gel con agua. Por ejemplo, cuando un gel tiene 20 gramos de hidratos de carbono, la sugerencia es tomar aproximadamente 200 ml de agua.

La absorción completa del gel y el hecho de comenzar a sentir sus efectos tarda aproximadamente 15-20 minutos. No obstante, cada cuerpo es diferente y la digestión varía, por lo que en algunos casos es posible que la entrada en acción sea más rápida; mientras, en otros demore un poco más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *