sábado, febrero 4Un espacio para todos los deportes

Las 5 mayores decepciones de la Copa Mundial Catar 2022

La Copa Mundial de fútbol Catar 2022 terminó mucho antes de lo esperado para varias selecciones. ¿Cuáles decepcionaron más? Elegí los cinco equipos que más me defraudaron.

LA DEBACLE DE ALEMANIA

Una eliminación en la primera fase de un Mundial es un mal resultado. Dos eliminaciones consecutivas es una debacle y esto es precisamente lo que sucedió con Alemania. La selección con cuatro títulos mundiales en su historia puede considerarse la mayor decepción de Catar 2022.

El equipo germano llegaba con muchas aspiraciones; sin embargo, no pudo cumplir los pronósticos. Los dirigidos por Hansi Flick cayeron en el primer partido, ante Japón, después de ir delante en el marcador. Luego, empataron en los minutos finales frente a España. Esto los dejó contra la pared para el duelo contra Costa Rica, porque no dependían de sí mismos para avanzar.

El peor escenario para los alemanes se convirtió en realidad. Japón venció a España y poco importó que los germanos remontaran ante Costa Rica, 4-2. Con cuatro puntos, quedaron en la tercera posición del grupo. Un estruendoso fracaso para una generación de muy jóvenes jugadores que trató, pero no pudo brillar en Catar.

EL ADIÓS POR LA PUERTA DE ATRÁS DE LA GENERACIÓN DORADA DE BÉLGICA

Cuatro años atrás, en el Mundial de Rusia 2018, Bélgica terminó en la tercera posición. Ahora, en Catar, muchos esperaban que la llamada “generación dorada” del fútbol belga al menos se acercara al resultado de la Copa anterior. Nada más lejos de la realidad.

La selección que dirigía Roberto Martínez dejó una pobrísima impresión y no pudo avanzar a la siguiente fase del torneo. En el primer partido, los “Diablos rojos” no merecieron ganar ante Canadá; pero, de cualquier forma, sacaron los tres puntos. Después, en los siguientes dos juegos, ni siquiera pudieron marcar un gol. Cayeron ante Marruecos y, en la despedida, cuando estaban obligados a ganar, Romelu Lukaku falló todo lo que pudo y el empate a cero ante Croacia acabó con las últimas esperanzas de la “generación dorada”.

Eden Hazard no regresará con el equipo, probablemente tampoco lo haga Lukaku; mientras, Kevin De Bruyne ni se acercó al nivel de juego que muestra en el Manchester City. Generación perdida.

LAS LÁGRIMAS DE LUIS SUÁREZ EN LA DESPEDIDA DE URUGUAY

Uruguay era uno de los equipos latinoamericanos que más posibilidades tenía de incluirse entre los ocho mejores del Mundial de Catar. Con una nómina llena de estrellas, los charrúas eran favoritos en el fortísimo grupo H; sin embargo, fueron eliminados.

En el debut igualaron a cero ante Corea del Sur y este resultado terminó siendo decisivo. Luego perdieron ante Portugal, el equipo que, junto con Inglaterra, más goles ha marcado en Catar. En el cierre, los uruguayos necesitaban superar a Ghana y cumplieron con este objetivo; pero solo marcaron dos goles. Necesitaban uno más para avanzar y esto lo sabía el entrenador Diego Alonso, por lo que resultó muy sorpresiva la manera pasiva en que los charrúas afrontaron el segundo tiempo ante los africanos. Corea del Sur completó la sorpresa al vencer a Portugal y, de esta manera, por tener más goles marcados que los sudamericanos, los asiáticos se clasificaron. Las lágrimas de un inconsolable Luis Suárez, en el banco de Uruguay, tras conocer que había jugado su último partido en una Copa Mundial, resumen la decepción de este equipo.

UN DESCOLORIDO TRICOLOR MEXICANO

La selección mexicana fue otra de las grandes decepciones del Mundial de Catar. El Tri quedó eliminado en la fase de grupos de una Copa por primera vez desde la edición de 1978. El equipo, que dirigió Gerardo “Tata” Martino, nunca mostró su mejor versión en el campo de juego.

Ante Polonia, el portero “Memo” Ochoa detuvo un penal de Robert Lewandowski y esto salvó un punto. Frente a Argentina, el equipo tuvo algunos buenos minutos; aunque, en general, los sudamericanos dominaron el partido. En la despedida, los mexicanos lo intentaron con todo ante Arabia Saudita; pero no pudieron conseguir el tercer gol que les hubiera dado el boleto. Con solo dos goles anotados y tres recibidos, el Tri se retiró del Mundial con una muy pobre imagen.

LA CALMA DE LA “FURIA ROJA” ESPAÑOLA

La “Furia roja” española empezó el Mundial de una manera impresionante: con una escandalosa goleada de 7-0 frente a Costa Rica. Aquel resultado ilusionó a no pocos; pero fue solo eso, una ilusión. El empate ante Alemania entró dentro de lo esperado, aunque, de seguro, nadie imaginó que Japón pudiera superar al equipo que dirigía Luis Enríquez.

De cualquier forma, ese resultado pareció favorecer a los españoles, porque, al concluir en el segundo lugar del grupo, el rival de octavos de final fue Marruecos. La “Furia roja” era amplia favorita para llegar a cuartos de final; sin embargo, ya sabemos cómo concluyó esto: de la misma forma que en Rusia 2018, con mala puntería en la tanda de penales.

La Federación española de fútbol no perdió mucho tiempo y decidió sustituir al streamer, Luis Enríquez. Alguien tenía que pagar los platos rotos.

Lea el artículo completo en PanamericanWorld

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *