Yuly Gurriel, campeón de bateo de la Liga Americana y la historia del avestruz

Yuliesky Gurriel acaba de hacer historia en el béisbol cubano: se convirtió en el primer pelotero que conquistó un título de bateo en la Serie Nacional y en Grandes Ligas. Esto es un innegable hito que despierta admiración en todos los que seguimos el deporte en Cuba.

En una temporada en la que el bateo brilló por su ausencia, en la que el Comisionado Rob Manfred tuvo que intervenir porque el relajo con las sustancias en las manos de los lanzadores ya era demasiado, en la que las formaciones especiales siguieron perfeccionándose, el espirituano, a sus 37 años, promedió para 319 y lideró la Liga Americana.

Cincuenta años después de que el genial Tony Oliva ganara la corona de bateo, otro cubano volvió a ser el jugador de mayor promedio ofensivo en una de las dos ligas. Impresionante. Esta hazaña debería formar parte de la agenda temática de todos los medios de comunicación de este país, sin importar la línea editorial, ni quién pague a los profesionales que producen el contenido. El hecho sucedió, ocurrió, maravilló. Silenciarlo resulta un sinsentido que resta credibilidad a la organización mediática que decida hacer como el avestruz.

Algunos datos de la hazaña de Yuliesky Gurriel (tomados del perfil en Facebook del periodista Aliet Arziola):

– 76 peloteros cubanos han jugado en Series Nacionales y Grandes Ligas. Yuliesky Gurriel es el primero que gana un título de bateo en Cuba y MLB.

– Solo otro cubano había conquistado el título de bateo en cualquiera de las dos ligas: el pinareño Tony Oliva ganó las coronas en 1964, 1965 y 1971.

– En los últimos 121 años en Grandes Ligas, solo 10 peloteros han ganado el título de bateo con 37 años o más. Yuliesky es uno de ellos.

– Yuly es el segundo pelotero de los Astros que gana una corona de bateo. El otro fue el venezolano José Altuve.

– Los impresionantes datos del cubano en la temporada 2021: 169 jits (récord personal), 31 dobles, 15 jonrones, 81 carreras impulsadas y 83 anotadas, con un OPS de 846.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *