Leinier Domínguez logró brillante victoria ante Vachier-Lagrave en Copa Sinquefield (IV)

El Gran Maestro Leinier Domínguez jugó una de sus partidas clásicas más brillantes en su carrera para vencer, en 33 movimientos, al francés Maxime Vachier-Lagrave, en la cuarta ronda de la Copa Sinquefield, en San Luis.

Leinier condujo las blancas y enfrentó la variante Najdorf de la Defensa Siciliana de Vachier-Lagrave (2751). Hubo enroques opuestos y Leinier se lanzó al ataque por el flanco rey. Con un peón de menos, el cubano-estadounidense colocó a su alfil en d3, con el que se apropió de la diagonal b1-h7.

Los peones blancos avanzaron por “g” y “h”, hasta lograr que la columna “h” quedara totalmente para la torre. El francés, al parecer, confiaba en que su dama en g7 podía defender la posición. Pero, entonces, en Leinier encontró un plan brillante: Td2 para doblar las torres por h.

El galo siguió comiendo peones y aumentando su ventaja material; sin embargo, en realidad, todo estaba perdido para él después de la formidable ¡31. De1! No quedaba nada más que hacer, porque la torre blanca entraría por h6 para tomar el peón de g6. Muchos esperaban que Vachier-Lagrave rindiera su rey en este momento; pero no…colocó su dama en b7, solo para ver cómo Leinier daba jaque con la dama en e6 que conducía a jaque mate inevitable, cuatro movimientos después.

Esta fue la segunda victoria de Leinier Domínguez, por lo que, con 3 puntos de 4 posibles aparece igualado en la cima del torneo, junto a Wesley So y Fabiano Caruana. Estos dos jugadores pactaron tablas en su duelo particular, en 53 movimientos de una Inglesa.

En los otros tres resultados del día, Richard Rapport superó a Peter Svidler, Samuel Shankland hizo lo mismo ante Shakhriyar Mamedyarov y Dariusz Swiercz alcanzó su primer éxito, tras sufrir tres derrotas consecutivas, al superar a Jeffery Xiong.

Vea además:
Descargue todas las partidas de la Copa Sinquefield [en .pgn]

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *