El renting de vehículos, una opción muy popular entre los particulares, ¿en qué consiste este proceso?

La Asociación Española de Renting de Vehículos presentó el pasado mes de julio los datos referidos a los primeros seis meses del año. De enero a junio se han matriculado un total de 116.950 automóviles de los 141.323 vehículos totales vendidos en este canal. En global, el alquiler de vehículos crece un 61,78% con respecto a los pobres datos de 2020, que estuvieron marcados por la pandemia.

En el informe se señala que el renting acapara un 25,43% del mercado y su facturación alcanza los 3.140 millones de euros, un 13,28% más que en el mismo periodo de 2020. Del estudio destaca también el comportamiento de los particulares, que suponen prácticamente ya la mitad de los clientes.

Un 50% de los clientes que se decanta por el renting son particulares

Durante el primer cuatrimestre de 2021, hasta el mes de abril inclusive, el renting ya había incrementado sus operaciones en un 30%, y durante mayo y junio se llegó al 62% de incremento. Pero si existe un dato que hay que reseñar es el del crecimiento entre particulares y autónomos que prefieren el renting para adquirir un vehículo.

Una razón que lleva a muchos particulares a apostar por el renting es la incertidumbre tecnológica. La evolución de los vehículos propulsados por combustibles fósiles, que tienden a desaparecer en pocas décadas, hace que los consumidores vean el renting como una opción más flexible que no les lleva a atarse a un coche como así ocurre con la venta tradicional.

Además, a pesar de que los vehículos de gasolina y diésel siguen dominando el mercado, crecen en este canal los de mecánica alternativa. Estos últimos superan ya el 25% de los vehículos matriculados en este canal. Un crecimiento muy importante, pues en 2020 no llegaban al 17%.

¿Qué es el renting? ¿Cómo funciona?

El renting es el alquiler de un vehículo a largo plazo, por un tiempo similar al que supondría adquirir el coche en propiedad. La persona que alquila el coche pasa a disponer de un coche durante ese periodo de tiempo, con las mismas ventajas que adquirirlo en propiedad, pero sin tener que preocuparse de gestiones varias.

Los gastos asociados al coche están incluidos en una cuota mensual fija y, dependiendo de esta, se pueden introducir mantenimiento, averías, reparaciones, seguro a todo riesgo, asistencia en carretera, impuestos, la ITV

Hasta hace unos años, esta modalidad era algo prácticamente limitada a vehículos de empresa, pero los autónomos y particulares han entrado con fuerza al observar las ventajas que supone.

Las financieras y los fabricantes ven con buenos ojos esta práctica, que se ajusta también a las necesidades de los particulares. El catálogo de ofertas es cada vez más extenso, desde utilitarios a vehículos compactos pasando por SUVs.

Las empresas de renting compran cantidades muy elevadas de vehículos, lo que se traduce en un menor precio y la repercusión directa al cliente. La consecuencia final es un precio en este alquiler muy ajustado.

Esta cuota mensual incluye todos los gastos propios del vehículo más una ventaja final, que se puede cambiar de coche cada pocos años, siempre con una buena tecnología, y sin tener que hacer frente a problemas mecánicos que suelen aparecer a medida que el coche envejece.

Desde el portal https://rentingfinders.com/ ofrecen no solo la posibilidad de disponer de un vehículo con esta modalidad de renting, sino también un cuidado trabajo de asesoramiento, las mejores ofertas disponibles del mercado e información completa sobre el sistema de venta.

¿Cuáles son las ventajas del renting?

Volkswagen, Peugeot y Renault son las marcas que más operaciones de renting han cerrado en los primeros seis meses del año. En cuanto a modelos, el Nissan Qahsqai, la Renault Kangoo y el Peugeot 3008 son los vehículos que más se han vendido en este canal.

El renting de vehículos permite al consumidor acceder a una gran variedad de coches a elegir pagando una única cuota mensual, de importe fijo, sin entradas e intereses. En esta cuota está incluido el seguro, el pago de impuestos e ITV y el servicio de asistencia en carretera.

Los profesionales y autónomos pueden deducir la cuota del renting en su declaración de la renta y para las empresas, la cuota es totalmente deducible. Por otra parte, una vez finalice el contrato de renting, se puede ampliar el tiempo de contrato, adquirir el coche o bien continuar con esta misma modalidad con otro vehículo mejor adaptado a esos nuevos tiempos.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *