10 partidos de sanción para lanzadores tramposos: el nuevo chiste de mal gusto de Grandes Ligas

Si el Comisionado Rob Manfred realmente quiere disuadir a los lanzadores de Grandes Ligas sobre la utilización de todo tipo de sustancias para mejorar la movilidad de sus pitcheos, pues tendrá que poner sobre la mesa algo más contundente. 10 partidos de suspensión, sin perder ni un dólar del contrato, parece muy poco. Golpea donde duele (el bolsillo) y entonces lograrás que los lanzadores lo piensen dos veces antes de acudir nuevamente a su amplio repertorio que incluye desde resina de pino y protector solar hasta sustancias más “sofisticadas”, como el infame Spider Tack.

El notorio descenso de la ofensiva en Grandes Ligas, a niveles incluso inferiores a los de la temporada de 1968, ya sabemos que no se debió al uso de la ciencia en el deporte, con las formaciones especiales (que Manfred “evaluó” prohibir), ni tampoco a un sorprendente y vertiginoso aumento del talento de los lanzadores, ni a la mediocridad de los bateadores. No.

Al igual que sucedió con el boom de los jonroneros desde mediados de los noventa y durante más de una década, el aumento de los ponches y el dominio total de los lanzadores en 2021 no ocurrió por causas naturales. Si los batazos traspasaron las cercas en aquel jolgorio ofensivo, gracias a las sustancias prohibidas que se inyectaban los peloteros, el festín de los lanzadores iba escondido en la gorra, el guante, dentro del uniforme. Al lado de estos “portentos”, los pitchers que ensalivaban las pelotas parecerían poca cosa.

Después de estudiar el asunto, el Comisionado de Grandes Ligas presentó un plan para vigilar a todos los lanzadores. Hasta aquí, todo bien. Solo que fijar un castigo de solo 10 partidos para la primera infracción es una cifra ridícula. Si a eso se suma que seguirán cobrando en ese período, entonces el castigo solo provoca risas.

Un lanzador que sea atrapado violando las reglas 3.01 y 6.02 (c) y (d) será expulsado del juego y será automáticamente suspendido por 10 partidos, de acuerdo a lo establecido en dicho reglamento. Los clubes y los entrenadores de los equipos también estarán sujetos a medidas disciplinarias por no garantizar el cumplimiento de estas reglas. (ESPN)

No obstante, no creo que muchos lanzadores estén sonriendo. De seguro Trevor Bauer y Gerrit Cole no están en la lista de sonrientes. Incluso, Tyler Glasnow, el as de los Rays de Tampa Bays, culpó a las nuevas medidas contra los lanzadores por la lesión que sufrió. Es que ahora, confesó cándidamente, tenía que esforzar más su cuerpo para cada envío, ya que no podía ni siquiera utilizar crema solar en las pelotas. ¡Qué lástima!

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *