Carlsen y Nakamura empataron primer match de cuartos de final en la FTX Crypto Cup

Era el más match más esperado de cuartos de final de la FTX Crypto Cup y cumplió con las expectativas: Hikaru Nakamura y Magnus Carlsen jugaron cuatro intensas partidas, en las que siempre salió vencedor el que condujo las piezas blancas. Un empate que, quizás, haya dejado descontento a Naka y satisfecho al noruego, quien supo venir de atrás en dos ocasiones.

Nakamura pasó por encima de Carlsen en el primer cotejo. Sus peones por «d» y «e» fueron decisivos y el estadounidense cerró con un demoledor 36. Dxe4. Minutos más tarde, el campeón
mundial se lanzó al ataque, al entregar la calidad en h6. Las blancas concentraron todas sus piezas sobre el alfil de g6 y Carlsen salió de la posición con torre contra alfil y tres peones
de ventaja. Muy sencillo para él.

En el tercer duelo, otra vez Carlsen salió mal parado de la apertura. Nakamura llevó el cotejo a un final de torre, con peón de más, en el que no tuvo problemas para ganar. De esta forma, el
noruego quedó contra la pared. Obligado a ganar para empatar el mini-match, Carlsen recurrió nuevamente a 3.Ac4 y lanzó sus peones por el flanco dama. Nakamura trató de defenderse como
pudo, pero el campeón ahora sí supo rematar con estilo, al entregar la calidad (torre por caballo) con 33.Txf4. Ante la imposibilidad de detener al peón pasado por la columna «c», Nakamura reconoció su fracaso. Trepidante empate a 2.

Después de una etapa clasificatoria en la que se dedicó a entablar, con la mayor rapidez posible, la mitad de sus partidas, el GM Wesley So salió decidido a jugar ajedrez. Cuando el filipino-estadounidense hace esto, por lo general le va bien. Frente a Maxime Vachier-Lagrave comenzó con dos tablas; pero cerró con triunfos en el tercer y cuarto cotejo, por lo que se llevó el primer mini-match, 3-1.

Otro duelo que tuvo emociones hasta el último segundo fue el de Ian Nepomniachtchi contra Fabiano Caruana. El estadounidense lideró la etapa clasificatoria; sin embargo, comenzó mal el match, porque cedió, con blancas. Después de dos tablas consecutivas se vio obligado a ganar el cuarto cotejo. El final de torres estaba complicado, pero Caruana lo ganó y así igualó el duelo.

El match entre Teimour Radjabov y Anish Giri también se decidió en la cuarta y última partida. Después de tres tablas, el azerí, con blancas, alcanzó un final con peón de ventaja y una posición totalmente ganadora (dos peones pasados por el flanco dama). Giri siguió jugando, a la espera de un error grave de su oponente. Esto no ocurrió, así que Radjabov ganó el match, 2.5-1.5.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *