Historia de la Eurocopa: la última noche mágica de la Furia Roja y la coronación de Portugal de CR7 (IV)

El recorrido por la historia de la Eurocopa nos lleva a la edición de 2012, organizada de manera conjunta por Polonia y Ucrania. España ganó la Copa Mundial de Sudáfrica, en 2010, así que, en 2012, todos consideraron a la Furia Roja como la principal candidata a retener su corona en la Euro.

Nuevamente participaron 16 equipos y, al igual que había sucedido cuatro años antes, los dos anfitriones quedaron eliminados en la primera fase. Holanda fue la gran decepción, porque concluyó en la última plaza de su grupo.

En cuartos de final, el desafío más esperado fue el de Inglaterra contra Italia, que concluyó sin goles. Desde el punto de penal, los azurris tuvieron mejor puntería que los ingleses. Además, Alemania fue mejor que Grecia, 4 por 2; España, con dos goles de Xavi Alonso, acabó con Francia y Portugal, con gol de Cristiano Ronaldo, eliminó a la República Checa.

En la semifinal de la Euro 2012, los italianos volvieron a demostrar su superioridad sobre los germanos en su duelo particular, al vencerlos 2 goles por 1, con especial destaque para Mario Balotelli, quien logró los dos tantos; mientras, españoles y portugueses jugaron 120 minutos sin marcar goles, así que fue necesario acudir a los penales. En esta instancia, fallaron Moutinho y Alves, por lo que España volvió a incluirse en una final de la Eurocopa.

El 1ro de julio de 2012, en el Estadio Olímpico de Kiev, la generación dorada de la Furia roja española vivió una noche mágica y goleó nada menos que 4 por 0 a una Italia que nunca supo cómo detener a sus rivales. David Silva abrió el marcador, en el minuto 14, y luego cayeron los goles de Jordi Alba, Fernando Torres y Juan Mata. De esta manera, el equipo, dirigido por Vicente del Bosque, obtuvo su tercera Eurocopa. Andrés Iniesta fue elegido como el mejor jugador del torneo.

EURO 2016: el sueño de CR7

Nuestro recorrido por la historia de la Eurocopa de fútbol nos lleva la edición de 2016, celebrada en Francia. Por primera vez participaron ¡24 equipos!, una ampliación que ayudó al tema económico, pero incidió en el descenso del nivel del certamen.

En la etapa clasificatoria, no hubo muchas sorpresas y, luego, en octavos de final, concluyó el reinado de España, pues los italianos, dirigidos por Antonio Conte, dejaron en el camino a los campeones de Europa; aunque este no fue el resultado más sorpresivo, porque Inglaterra cayó por 1 a 2 nada menos que ante Islandia, que fue uno de los equipos que más impresionó en el certamen, junto a Gales.

En cuartos de final, Alemania e Italia tuvieron un vibrante partido y esta vez prevalecieron los germanos, en una inolvidable tanda de penales que se extendió a nueve rondas.

Francia acabó con los sueños de Islandia y goleó por 5 a 2, mientras Gales, liderada por Gareth Bale, también sorprendió al batir a Bélgica y Portugal completó el cuarteto de semifinalistas, al vencer a Polonia en la tanda de penales.

La semifinal más esperada por supuesto que fue la de Francia contra Alemania. Los campeones del mundo no habían tenido el mejor certamen; pero, de cualquier forma, parecían favoritos; sin embargo, los locales, con dos goles de Antoine Griezman, complacieron a sus millones de fanáticos y se incluyeron en la final, donde enfrentaron a Portugal.

Los portugueses se apoyaron en un gol y una asistencia de Cristiano Ronaldo para vencer a Gales, por lo que avanzaron a su segunda final en una Eurocopa. Recordemos que en la Euro 2004, que ellos mismos organizaron, los lusos fueron considerados súper favoritos para vencer a Grecia y terminaron cayendo por 1 a 0. Ahora, en Francia, los galos eran los amplios favoritos y esta condición aumentó cuando, en el minuto 18, Cristiano Ronaldo tuvo que abandonar el desafío, por una lesión.

Todo parecía perdido para los portugueses; pero ya sabemos cómo terminó la historia: los lusos aguantaron y, en tiempo extra, Éder silenció a los fanáticos en el Estadio de París, con un gol que dio a Portugal su primer gran triunfo en un evento futbolístico.

Con su victoria en la Euro 2016, Portugal se convirtió en el décimo país que levantó la Copa de campeón. Los máximos ganadores siguen siendo España y Alemania, ambos con tres títulos, aunque los germanos han jugado seis finales, por 4 los españoles. Cristiano Ronaldo y el francés Michelle Platini son los que más goles han marcado, con nueve, solo que el galo lo hizo en una única edición, mientras Ronaldo ha anotado en 4 torneos, desde 2004.

¿Podrá CR7 romper el empate con Platini en la Eurocopa de este 2021?

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *