El triste adiós de Albert Pujols: nada personal, solo negocios

Albert Pujols, el mejor pelotero latinoamericano de todos los tiempos, recibió la noticia que nadie esperaba: «designado para asignación». Una mera formalidad para la liberación. Fue la peor despedida posible que pudo darle Angels de Los Ángeles, una franquicia en la que el dominicano ganó muchísimo…dinero (240 millones de dólares en una década), pero en ese período apenas participó en un partido de playoff, por los continuos pésimos resultados del equipo. Nada personal, solo negocios les faltó decir literalmente a la gerencia, pero a buen entendedor…

En su último año de contrato, Pujols quería más tiempo de juego. Joe Maddon no estaba dispuesto a dárselo, porque contaba con Shohei Otani como bateador designado y Jared Walsh como defensor de la primera base. El dominicano aspiraba a llegar a los 700 cuadrangulares y a continuar ampliando sus formidables estadísticas. Quizás lo intente en otro equipo (lo veo probable) o decida retirarse, pero me parece que intentará despedirse sobre un terreno, no en un tuit.

De cualquier forma, Albert Pujols, a sus 41 años, tiene un lugar garantizado y de manera unánime en el Salón de la Fama, en Cooperstown.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *