El Chiringuito de la Superliga de los 12 magníficos

La Superliga de clubes europeos, al menos en su concepción inicial, parece enterrada. La salida de los seis clubes ingleses «fundadores» y la negativa del PSG y Bayern de Múnich a sumarse a esta «iniciativa», impulsada por Florentino Pérez, con miles de millones de dólares de JP Morgan detrás, terminó por hundir un proyecto que, no nos llamemos al engaño, sigue teniendo muchos seguidores.

Quizás, por ahora, el sueño húmedo de Floro tenga que esperar. En el Reino Unido los multimillonarios dueños de los seis clubes, que dieron encantados el voto por el «sí» a la Superliga, se retractaron, pero solo por la presión popular y las posibles sanciones que caerían desde todos los lados. Pero eso no quiere decir que hayan abandonado por completo la idea. Las jugosas ganancias que prometía JP Morgan no han desaparecido. Mientras, la UEFA y la FIFA siguen siendo consideradas organizaciones corruptas, porque, ya sabemos, es difícil enterrar un pasado tan oscuro y, además, cercano en el tiempo. Las condiciones que llevaron a un cisma de 48 horas en el fútbol europeo están muy vigentes. Hasta que eso no cambie (y esto no parece probable que ocurra, ni siquiera a mediano plazo), los intentos de secesión continuarán.

EL CÍNICO PERDÓN

A QUE ME MANTENGO

#SUPERLEAGUEOUT

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *