Magnus Carlsen, ¡fuera de la final de su propio torneo al caer ante Nepomniachtchi!

El campeón del mundo, Magnus Carlsen, quedó eliminado de su propio torneo, al ceder en las partidas blitz de desempate ante Ian Nepomniachtchi, por lo que la mala racha del noruego continúa. Si en la primera edición del Champions Chess Tour paseó la distancia, ahora no ha podido ganar ninguno de los cuatro torneos desarrollados hasta el momento.

Carlsen terminó la ronda eliminatoria en la primera posición, con solo un fracaso y medio punto de ventaja sobre Anish Giri (quien lo derrotó en la partida personal). Luego, en cuartos de final, el campeón lució mucho mejor que Levon Aronian, a quien venció en los dos matches.

Su rival en el duelo semifinal fue el ruso Nepomniachtchi. En el primer match, Nepo venció a Carlsen, en la tercera partida, y esto fue suficiente para asegurar la victoria por 2.5-1.5. Por tanto, el noruego estaba obligado a ganar el segundo match, para llevar el duelo al desempate.

Las cosas empezaron muy mal para Carlsen. Después de las tablas iniciales, en el segundo cotejo, con blancas, el campeón mundial se equivocó en el final de torres y su rey quedó encerrado en una red que conducía al jaque mate. Esto colocó contra la pared a Carlsen, quien estaba obligado a ganar dos partidas consecutivas. Recordemos que, hasta ese momento, había jugado 6 cotejos, sin poder superar a Nepo.

El «milagro» comenzó en la penúltima partida, cuando Carlsen aprovechó los deslices del ruso para sobrevivir a una posición igualada. Hasta el movimiento 39 aquello parecía tablas, pero el ruso hizo la fatídica 39.Te4 y Carlsen encontró la ruta ganadora, con 39…d3. Entregó una pieza, pero ni la torre ni el alfil podían detener los dos peones pasados por «c» y «d».

Luego, en el cuarto cotejo, vimos la mejor versión del campeón. Con blancas, Carlsen enfrentó una Siciliana y desde la apertura salió muy bien. Ya en el movimiento 19 logró un peón de ventaja. El resto no fue complicado para el campeón, quien presionó con su torre en la séptima fila y, tras caer el peón en f7, Nepo rindió su rey un poco más tarde.

Las dos partidas blitz fueron emocionantes. Carlsen pudo entablar en las dos y llegar al Armagedón, pero prefirió presionar y, en ambas, dejó piezas en el aire. En la primera llegaron a un final en el que Carlsen tenía pieza de ventaja, pero teóricamente el torre-caballo contra torre suele ser tablas. No obstante, el noruego siguió jugando, hasta que en el movimiento 106 ¡dejó la torre en el aire! De cualquier forma, el final era tablas, pero ahora fue Nepo el que continuó frente a la PC, para ver si su rival cometía otro error. Solo en el movimiento 142 (¡en una partida blitz, aunque con incremento claro está!) acordaron las tablas.

En el segundo cotejo blitz, el final de damas y cuatro peones para cada bando era tablas. Pero Carlsen volvió a presionar y terminó equivocándose. El peón negro por la columna «b» era indetenible, así que todo estaba perdido. En apuros de tiempo y evidente frustración, Carlsen dejó su dama en el aire.

El otro match fue menos entretenido. Wesley So era el gran favorito; sin embargo, Anish Giri jugó muy bien. En el segundo día, después de tres tablas, So estaba forzado a ganar. Con negras alcanzó una posición con opciones, pero increíblemente en el movimiento 26 dejó una pieza «suelta». Giri de inmediato tomó con su torre el alfil en e6 y So reconoció su derrota.

Por tanto, la final del Magnus Carlsen Invitational tendrá a dos sorpresivos representantes: Ian Nepomniachtchi y Anish Giri. ¿Favorito? Creo que el ruso podría ganar su primer torneo del Tour.

Vea además:
Descargue las partidas del Magnus Carlsen Invitational [en .pgn]

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *