Beneficios que te ofrece el running que tal vez no conocías

Cuando te conviertes en corredor, cambia tu vida. Pero es posible que no sepas cuánto mejora cada aspecto. Hoy día son millones de personas las que salen a correr mundialmente y es que este deporte te ayuda a mejorar áreas que con un gimnasio no lograrás, además de que te permite tener contacto con la naturaleza y el medio ambiente que te rodea y de permitirte mejorar físicamente, podrás mejorar espiritualmente mientras lo haces ya que la gaceta oficial del running lo afirma.

Practicar running alarga tus años de vida, como lo han demostrado numerosos estudios. Esto ha llevado a la observación tan repetida de que si el ejercicio fuera una pastilla, sería la pastilla más popular del mundo. Vale la pena señalar que también sería el menos costoso, con poco o ningún costo.

Además, cuando practicas running, vas a poder descansar mucho mejor, ya que después de todo, es cuando el cuerpo realiza todo su trabajo de reparación. Hay estudios sólidos que afirman que el cuerpo cuando está cansado por el deporte, este se encuentra relajado y por consiguiente concilia mejor el sueño.

Muchas personas optan practicar running en las tardes por lo mismo, para quitarse el estrés causado por el trabajo y para poder llevar el cuerpo a un nivel de relajación tal que cuando llegue el momento de dormir lo pueda hacer mucho más rápido y sin problemas. Aquí existen diversos tipos de running y si eres un principiante, lo mejor es que puedas practicar el más sencillo. Carreras lineales a poca distancia hasta que logres aumentar el nivel. Una vez que ya seas experto podrás hacer running en montañas o lugares rocosos, esto te dará mucha más resistencia.

Por otra parte, el running puede mejorar las rodillas y la espalda. Este es un beneficio continuo que muchos encuentran difícil de creer. Razonan que correr es un deporte de impacto, que debe ser malo para las articulaciones. Es más, todo el mundo conoce a algunos corredores que desarrollaron dolor de rodilla y tuvieron que cambiar a la bicicleta. Puede que el running a largo plazo genere impactos en tu cuerpo, pero el sedentarismo puede generar peores problemas a tu cuerpo.

Correr fortalece los músculos de la parte baja de la espalda y también las piernas de manera acelerada; además, quita el exceso de grasa que puede tener tu cuerpo para que se vea mucho mejor y más sano.

En este medio aprenderás que cuando realizas running, vas a perder peso el cual no lo volverás a recuperar. Debido a que implica mover continuamente todo el peso de tu cuerpo, correr quema más calorías que la mayoría de las otras actividades. Y no tienes que correr rápido para alcanzar el máximo de quemado. Obtienes casi lo mismo por correr lento (pero lleva el doble de tiempo).

Perder peso no es difícil; mantener el peso es increíblemente difícil. Estudio tras estudio han demostrado que las personas pueden perder cantidades significativas de peso durante unos seis meses y puedes obtener más información al respecto. Después de eso, desafortunadamente, el peso retrocede. Por lo general, todo ha regresado, y a veces incluso más, después de otros seis a 18 meses. El running ayuda a que la grasa se pierda y el musculo se tonifique para que así no tengas que enfrentar el efecto rebote en tu cuerpo cuando has perdido peso.

Practicar running puede ayudar a que tu sistema inmune mejore. En un estudio, David Nieman, afirmó que existe un vínculo muy estrecho entre el ejercicio y la inmunidad. Ha descubierto en su mayoría muy buenas noticias y algunas notas de advertencia, al mismo tiempo que observa los efectos de la dieta en el estado de inmunidad de los corredores.

En resumen, el ejercicio modesto mejora la inmunidad, ya que el vínculo convincente entre la actividad física y el sistema de defensa del cuerpo es inevitable. Los ejercicios te ayudan a mantenerte sano, pero el running, debido a que conecta con el medio ambiente que te rodea, mejora significativamente tu cuerpo, mente, alma y espíritu por lo que te sentirás sano en todas las áreas de tu vida.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *