Cómo mantener tu embarcación protegida y segura

Cómo mantener tu embarcación protegida y segura es básico. La flota de embarcaciones en España es demasiado importante como para no extremar las medidas de protección, mantenimiento y conservación. Sucesos como el incendio acaecido recientemente en el Club Náutico de Lo Pagán, en Murcia, ponen de manifiesto que todas las precauciones son pocas.

Hemos de tomar conciencia de la importancia que tienen las plataformas flotantes para embarcaciones.

¿Qué es una plataforma flotante?

Se trata de uno de los grandes inventos náuticos de los últimos tiempos. Plataforma flotante es toda estructura que se encuentra en el mar, con cierto nivel de flexibilidad y que puede estar sujeta a alguna viga o sin sujeción alguna.

La plataforma flotante puede ser modular, fabricada con un material derivado del plástico que ofrece resistencia y calidad. Permite la conexión de diferentes piezas para extender sus dimensiones y brindar un mejor nivel de fortaleza y variedad en su uso.

Ventajas

La plataforma flotante es un elemento muy versátil, pues se arman los bloques, se encajan las piezas como si de un puzle se tratase y, al instante, se obtiene una plataforma flotante que ha adquirido la forma que deseamos. Otra ventaja es su capacidad para soportar grandes pesos.

Igualmente, es de valorar su flexibilidad, pues a diferencia de otras piezas, como los muelles flotantes rígidos, puede absorber el movimiento del agua. Asimismo,, poseer una superficie con la capacidad para flotar en el agua es una gran ventaja para las empresas, porque les permite ganar presencia en el mercado.

El sistema modular M-DOCK

En plataformas y pantalanes flotantes existe el sistema modular M-DOCK, fabricado en polietileno de alta densidad. Sus rasgos más característicos son que se trata de un elemento económico, seguro, reutilizable y ecológico.

El módulo M-DOCK tiene unas medidas de 50 x 50 x 40 centímetros; con una flotabilidad de 90 kilos por pieza; una resistencia de las orejas de dos toneladas; un peso de siete kilos por pieza y una densidad de 948 kilos el metro cúbico.

El módulo doble M-DOCK mide 100 x 50 x 40 centímetros, con una flotabilidad de 180 kilos por pieza; peso de 13 lilos pieza y densidad de 948 kilos metro cúbico.

Plataforma flotante modular

Las ventajas de estos elementos se basan en su bajo peso y alta resistencia, de siete a trece kilos por pieza, y su capacidad de resistencia de las orejas hasta de dos toneladas.

No requiere mantenimiento, ya que la resina de polietileno posee gran resistencia a los agentes naturales del mar, como la sal, los microorganismos y la radiación ultravioleta.

Su fácil instalación. Su diseño está hecho a base de cubos y se unen como un puzzle, por lo que su montaje es práctico y sencillo.

El anclaje de las piezas se efectúa con tornillos para ensamblar permitiendo una fijación segura.

Su diseño está personalizado, pues al tratarse de cubos que se unen existen varias posibilidades.

Es antideslizante, anticorrosiva y anti-oxidación; retrasa los efectos del fuego y es resistente a las heladas. Se puede efectuar cualquier trabajo en el barco mientras está atracado. Su diseño optimiza el desplazamiento y la seguridad de los usuarios y tiene una vida útil de quince años, dependiendo del uso.

¿Cómo funciona?

El sistema modular tiene el principio del encaje de bloques de configuración libre según la embarcación. En este sentido, existen dos tipos de bloques: los básicos y los alternativos, que actúan de diversas formas

¿Dónde se usa?

El sector náutico es el que más explota esta solución. La adoptaron las empresas que se dedican a la venta y alquiler de embarcaciones, para evitar el desgaste inferior por el agua, hasta los buzos que prefieren una superficie firme antes de sumergirse.

En las tareas de buceo, son de gran apoyo, ya que son fáciles de remolcar por una embarcación y se pueden instalar generadores de corriente, bombas de agua, cámaras hiperbáricas y otros elementos.

Incluso los pescadores aprecian la plataforma flotante como un sistema capaz de ofrecer una superficie estable en el mar. Ellos le sacan partido para colocar los peces y transportarlos.

Cada día, más negocios dedicados al ocio la emplean para celebrar fiestas en el mar, usándola como una extensión más de la embarcación.

Asimismo, sirve para colocar toboganes y lanzarse al mar. Desde hace tiempo es común observar en las playas instalaciones con plataforma flotante para realizar saltos.

Deporte

En la práctica deportiva, sus características son apropiadas en los clubs de vela, canoa o kayac, entre otros. Para los amantes de las motos acuáticas, la plataforma es ideal para el descenso y ascenso de la máquina, ya que es antideslizante y de cómodo manejo.

Piscifactorías

La plataforma es una opción novedosa en la práctica de la acuicultura, ya que es más efectiva que el sistema convencional de jaulas de tubos redondos.

También disminuye los costes, ya que se puede disponer como embarcación en la labor de la acuicultura.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *