3 beneficios de entrenar en casa, empieza ya la operación bikini

Si llevas un tiempo pensando en apuntarte al gimnasio pero no te atreves a dar el primer paso, no te preocupes, podrás ejercitarte y conseguir los resultados que deseas sin tener que salir de casa. Abandona esa lucha interna y empieza a mantener tu línea. ¡Ya no hay excusas!

Quizás quieres adentrarte en el mundo Pure Fitness pero no encuentras la manera ni el momento. El bullicio de los gimnasios te agobia y acabas postergando la idea de empezar.

Hacer deporte en el gimnasio o hacerlo en casa tiene sus pros y sus contras, pero muchas veces, la comodidad del hogar y la intimidad que supone, hace que muchos nos decantemos por la segunda opción.

Si lo que estás buscando es perder esos ‘kilitos’ de más o simplemente mantenerte en forma, entrenando en casa podrás conseguir los resultados que tanto deseas en un par de meses, todo depende de ti.

Son muchas las personas que confiesan que se apuntan al gimnasio para tener la obligación de ir, por la cuota mensual o anual que supone. Si bien es cierto que entrenar en casa puede ser menos rutinario que acudir a un centro deportivo, pero todo es proponérselo y ser constante.

Si todavía no te has apuntado al gimnasio y estás pensando en comenzar el Pure Fitness desde tu hogar, te mostramos 3 beneficios de entrenar en casa:

1. Muchas mujeres y hombres confiesan que lo que más les preocupa cuando van al gimnasio es su aspecto físico. Si quieres evitar gastar tu tiempo pensando en qué ropa elegir y cómo peinarte, entrenar en casa es la alternativa perfecta.

Cuando estamos en nuestro hogar no le damos gran importancia a nuestro aspecto físico, así que repetir outfit a partir de entonces no será un problema. Estar cómodos y sentir que no estamos malgastando nuestro tiempo en cosas insignificantes siempre será de vital importancia en cualquier aspecto de nuestra vida.

El no tener que contar con ropa específica para hacer deporte en casa, también supone un ahorro económico. Con tener un par de prendas deportivas bastará, no necesitaremos un conjunto para cada día.

2. Además, podrás ejercitarte de forma relajada, sin estar preocupado pensando en qué máquina usar o si lo estás haciendo correctamente. A menudo las personas que acuden a centros deportivos acaban perdiendo más tiempo en elegir su rutina y en entender el funcionamiento de las máquinas que en trabajar su cuerpo paso a paso, sin presiones.

Desde casa podrás hacerlo a través de videotutoriales Pure Fitness sin sentirte observado. El entrenador virtual se dirigirá directamente a ti, evitando otro tipo de distracciones. Cada vez son más las personas que entrenan acompañados de sus dispositivos móviles, consiguiendo resultados increíbles.

3. Entrenando en casa no tendrás que pagar cuotas mensuales o anuales. Quizás sea esta la ventaja más obvia de hacer ejercicio en nuestro hogar y por la que muchos se decantan. Son muchos los gimnasios que establecen horarios muy marcados, tanto de apertura y de cierre, como los de sus clases colectivas. Ello supone que muchos usuarios no puedan beneficiarse de todos los servicios con los que cuenta el centro que están pagando, llegando a ser poco o nada rentable. Por tanto, sin duda este es el modo más económico y cómodo de realizar ejercicio.

Es cierto que para entrenar en casa se debe contar con un equipo y materiales mínimos para comenzar a ver resultados. Al tener ese ahorro de cuotas del que hablamos anteriormente, que estarías pagando en un centro deportivo, podrás montarte un espacio bastante decente para entrenar e invertir ese dinero en los materiales que necesites para tu entrenamiento.

Por otro lado, en los gimnasios hay muchas distracciones que impiden que nos concentremos al cien por cien, haciendo el entrenamiento aburrido y poco gratificante. A ello se le suman las largas colas que se crean en las máquinas y la pérdida de tiempo es evidente. El compartir máquinas con otros usuarios puede resultar agotador e incluso incómodo. Todos estos problemas tampoco tendremos que tenerlos en cuenta al entrenar en casa.

Lo ideal al hacer deporte es estar tan concentrado que no se nos haga pesado. El deporte nos permite evadirnos de nuestros problemas y preocupaciones, consiguiendo relajar nuestro cuerpo mientras lo activamos.

El tiempo es valioso, de igual forma que lo es el dinero. Entrenando en casa te ahorrarás el camino al gimnasio, las colas desesperantes y las miradas incómodas. Ya no tendrás que preocuparte por el tráfico, el aparcamiento o el mal tiempo. Empieza ya desde casa y conseguirás los resultados que buscas para este verano 2020.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *