Gran Maestro Leinier Domínguez, ¿jugaría por la Federación de Estados Unidos?

Dos años atrás, en noviembre de 2016, el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez jugó en Novi Sad su última partida clásica oficial, en la Copa europea de clubes campeones. Algún tiempo después decidió radicarse en Estados Unidos, donde ha participado en diferentes eventos de ajedrez rápido y blitz, en San Luis, considerada la ciudad más importante para el juego ciencia en ese país. Además, el güinero ha colaborado con el Chess24, presentó su propio sitio web y recientemente formó parte del equipo de asesores de Fabiano Caruana, en el match por la corona mundial, celebrado en Londres.

Su ELO de 2739 puntos en el ajedrez clásico, el más alto de Iberoamérica, continúa congelado por la FIDE, hasta que el cubano vuelva a disputar una partida oficial; aunque por sus actuaciones en los diferentes certámenes sí ha tenido movimiento en el ELO de ajedrez rápido, donde muestra la impresionante cifra de 2816 puntos, con la que se ubica en el tercer lugar del escalafón mundial, solo superado por el campeón mundial, Magnus Carlsen y el estadounidense Hikaru Nakamura. Mientras, en el blitz, Leinier tiene actualmente 2717 unidades y está situado en el escaño 33 del ranking.

Una fuente confiable me confirmó que la Federación de Estados Unidos estaba interesada en seguir adelante con la tramitación estipulada por el reglamento de la FIDE para que Domínguez comenzara a jugar por la bandera de ese país. Una vez conocido esto indagué por la posición de US Chess ante este tema, pero la respuesta a través del correo electrónico de Carol B. Meyer, directora ejecutiva de la organización, fue que no quería realizar comentarios.

Los cambios de federaciones de los ajedrecistas tuvieron un gran boom en el siglo XXI. Para afrontar y, de cierta forma, controlar esta situación, la FIDE incorporó diferentes acápites en su reglamento y la más reciente actualización de su “Transfer Regulations and Rules of Eligibility for Players” entró en vigencia a partir de julio de 2018. Entre las transferencias más recordadas aparecen las del filipino Wesley So y el italiano Fabiano Caruana que representan a Estados Unidos. Antes, Sergey Karjakin había cambiado a Ucrania por Rusia y Anish Giri a Rusia por Holanda.

En el reglamento actual se aclara, entre otras cosas, que para que se complete una transferencia es necesario que la antigua Federación otorgue su visto bueno. En caso de no recibir la autorización, la transferencia de cualquier forma será efectiva en un plazo de tres meses. Además de los documentos legales que debe presentar el jugador (como, por ejemplo, una copia de su certificado de residencia legal en el país al que aspira ser transferido) es necesario que la nueva Federación compense a la anterior en términos monetarios, de acuerdo con el nivel del jugador.

Según el reglamento, US Chess debería compensar a la Federación cubana con 50 000 dólares, ya que Leinier tiene un ELO (congelado) de 2739 puntos. La FIDE, como han hecho otras organizaciones deportivas, ha establecido un período de tiempo antes de permitir que el ajedrecista compita con la nueva bandera. En este caso, el período sería de dos años, que Leinier ya cumplió, porque su última participación en un certamen FIDE (Olimpiada, Copa Mundial, Grand Prix) fue la 42 edición de la Olimpiada, organizada en Bakú, Azerbaiyán, en septiembre de 2016.

Antes de que comenzara la Olimpiada de Batumi, el reconocido periodista especializado Tarjei J. Svensen publicó en su cuenta en Twitter que, de completarse el cambio de Federación, el equipo de Estados Unidos sería más difícil de vencer en ese certamen.


Los estadounidenses quedaron en el segundo lugar, por detrás de China; mientras Cuba, sin sus tres mejores ajedrecistas (Lázaro Bruzón y Yunieski Quesada forman parte del SPICE Team, de la Universidad Webster, en San Luis) culminó en la posición 61, en lo que constituyó su peor actuación histórica.

Domínguez ganó en cuatro ocasiones el Campeonato nacional y participó en nueve Olimpiadas, entre 2000 y 2016. Su mejor momento ocurrió en la cita de Bakú, donde culminó con la medalla de plata en el primer tablero. Durante casi dos décadas fue la gran figura del ajedrez cubano. Ahora, muy probablemente, jugará bajo otra bandera y seguirá ampliando un palmarés que lo coloca entre los más grandes de todos los tiempos en Iberoamérica.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

2 comentarios sobre “Gran Maestro Leinier Domínguez, ¿jugaría por la Federación de Estados Unidos?

  • el 5 diciembre, 2018 a las 11:44 pm
    Permalink

    ¿Ycómo le paga la Federación norteamericna los 50000 usd a Cuba si el bloqueo prohíbe cualquier transacción?

    Otra pregunta

    ¿No era Cuba quién “ponía trabas” para trasladarse de un equipo a otro?

    Respuesta
    • el 6 diciembre, 2018 a las 6:24 am
      Permalink

      Saludos Víctor, la transacción financiera parece estar retrasando el proceso, porque efectivamente el Bloqueo se interpone….pero aparecerá una solución. En la línea del tiempo, que preparé para este artículo, aparecen varios jugadores cubanos, entre ellos los GM Julio Becerra y Fidel Corrales, que cambiaron a US Chess. Aunque la Federación cubana no firme la carta de consentimiento del cambio, por el reglamento de la FIDE; tres meses después de completada la transacción se hace efectivo el cambio.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *