Playoff MLB: Puig y Gurriel, más cerca de otra Serie Mundial

Un año atrás, el cubano Yuliesky Gurriel capturó la última pelota de la Serie Mundial y vivió, con bandera incluida, una fiesta que nunca pudo celebrar en su país natal, es decir, conquistar un campeonato. Del otro lado del diamante, en el banco de los Dodgers de Los Ángeles, Yasiel Puig vio con tristeza cómo se le escapaba, en el séptimo juego, la posibilidad de proclamarse “caballo salvaje campeón”. Casi 365 días después de aquel inolvidable duelo, Gurriel y Puig están un paso más cerca de enfrentarse nuevamente en el Clásico de Otoño.

Los Dodgers fueron considerados los amplios favoritos para ganar la Liga Nacional; sin embargo, tuvieron una temporada regular muy inestable, en la que incluso llegaron a ocupar la cuarta plaza de su división. La incorporación de varios jugadores, entre ellos Manny Machado, fue clave en el repunte del equipo. Por el camino quedó lesionado el sensacional torpedero Corey Seager, mientras el cerrador Kenley Jansen tendrá que pasar por el quirófano cuando concluya la campaña, porque siguen sus problemas cardíacos. A pesar de los altibajos, Dodgers finalizó igualado con los Rockies en la cima del Oeste. Fue necesario acudir al juego 163 y los Dodgers se las arreglaron para ganar la división, por sexta ocasión consecutiva. Luego, entraron en “modo playoff”, ese que les ha acompañado en las últimas tres campañas, y pasaron, con algo de susto al final, sobre los Bravos de Atlanta.

Puig fue el fiel reflejo de los Dodgers a lo largo de seis meses: lesiones, altibajos ofensivos, pero, al final, logró números aceptables: 23 cuadrangulares y 63 carreras impulsadas. En el playoff, contra los Bravos, no estuvo bien en los tres primeros desafíos (de 6-1); sin embargo, en el cuarto bateó de 3-2, anotó una carrera y robó una base. Los Dodgers enfrentarán a los Cerveceros de Milwaukee, un equipo con gran bateo, donde resalta el muy posible MVP, Christian Yelich y la experiencia de veteranos, con un anillo de Serie Mundial, como Mike Moustakas y Lorenzo Cain. No obstante, el cuerpo de lanzadores de los Dodgers luce muchísimo más completo, así que no es difícil pronosticar que el Dodger Stadium acogerá, por segundo año consecutivo, partidos de Serie Mundial.

AMERICAN WAY OF WINNING

Cualquiera que sea el representante de la Liga Americana en la Serie Mundial 2018 será considerado el favorito. Los actuales campeones, Astros de Houston, lograron sobrevivir a las continuas lesiones de varios de sus mejores jugadores (desde José Altuve hasta Carlos Correa) y al asedio de Atléticos y Marineros, para ganar nuevamente el Oeste, con más de 100 victorias. Después, en el playoff divisional, aplastaron a los Indios de Cleveland. Realmente la historia de esa franquicia es un caso de estudio. “Casi” ganan la Serie Mundial de 1997, ante los Marlins; “casi” ganan la Serie Mundial de 2016…pero en ambas ocasiones perdieron el séptimo juego. En 2017, los Indios impusieron récord para la franquicia en partidos ganados (102); sin embargo, cayeron en el playoff ante los Yankees; ahora, pasearon la distancia en una mediocre división y acaban de ser barridos por los Astros. Parece que Terry Francona no podrá terminar con la “maldición” en Cleveland.

Gurriel tuvo una gran temporada ofensiva. Una lesión en el spring training y el castigo recibido en la Serie Mundial 2017, por el gesto (considerado racista) hacia Yu Darvish, retrasaron su inserción en el equipo; pero el cubano entrenó fuerte y los resultados fueron muy buenos:  85 carreras impulsadas, un promedio de 291 y OBP de 323.

Por la profundidad en el pitcheo y el poder ofensivo de una alineación muy balanceada, Astros es el favorito por la Liga Americana para retornar a la Serie Mundial. Será interesante presenciar otro duelo de cubanos.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *