Derrick Rose, un calmante para Cleveland tras la “tempestad” de Irving

Los Cavaliers de Cleveland están viviendo una pesadilla, ante la incertidumbre sobre el destino final de su base Todos Estrellas, Kyre Irving, quien, al parecer, ha solicitado a la gerencia del equipo que lo envíe lejos de LeBron James, para que él pueda ser el rostro de una franquicia. ¿Saldrá finalmente Irving de los campeones del Este? No está claro aún, pero, en medio de la tormenta, los Cavaliers acaban de añadir a su nómina un refuerzo de lujo, a un precio insuperable: el MVP de la temporada 2010-11, Derrick Rose, jugará en Cleveland por un año, a cambio de 2,1 millones de dólares.

Derrick Rose tuvo un enorme impacto en la NBA cuando debutó, con 20 años, en los Bulls de Chicago. Durante tres años, su juego maravilló a todos y no fue casualidad que, tras concluir la campaña 2010-11, fuera seleccionado como Jugador Más Valioso, por su promedio de 25 puntos por partido, 7 asistencias y 4 rebotes. Los Bulls nunca pudieron llegar a una Final de la NBA en la era del Big Three de los Heat de Miami (LeBron James, Dwayne Wade y Chris Bosh), pero los fanáticos de la Ciudad de los Vientos sabían que ese objetivo estaba cerca. Entonces…comenzaron las lesiones de Rose. Sus rodillas flaquearon, una y otra vez. Apenas jugó la primera mitad de la temporada 2011-12, estuvo fuera todo 2013 y, luego, hasta 2015, solo participó en 61 encuentros más.

En la temporada 2015-16, Rose estuvo algo más saludable e intervino en 66 partidos de su equipo, pero quedó en 16,4 puntos por encuentro. Esto fue más que suficiente para los Bulls que decidieron que era el momento oportuno de reconstruir su plantilla (y en esto les ha ido muy mal) y optaron por salir de Pau Gasol y, también, de Derrick Rose. El base, de 28 años, se las agenció para firmar un contrato con los Knicks de Nueva York de 21,3 millones de dólares y en el Madison Square Garden mostró algunas señales de la forma que exhibió al comienzo de su estancia en Chicago. Los Knicks tuvieron otro año para el olvido, sin embargo, las estadísticas de Rose crecieron: 18 puntos por desafío, 4,4 asistencias y 3,8 rebotes, en 64 juegos.

Al arrancar el mercado de agentes, los Knicks le negaron una extensión de contrato, por lo que Rose comenzó a ser “cortejado” por varios equipos. Los Lakers lo querían y también los Bucks de Milwaukee (mucho se habló del interés de Rose por jugar a las órdenes de una leyenda en su posición, Jason Kidd); pero, finalmente, el jugador terminó sentado en la mesa de negociación con Cleveland. El contrato mínimo era lo único que podían permitirse los Cavs, que están hace tiempo en la zona de impuesto de lujo, y Rose lo aceptó. En su carrera en la NBA ha ganado 116,8 millones y quizás entiende que, si tuviera un año bueno con los Cavs, aumentarían enormemente sus opciones de firmar un contrato multianual con cualquier otra franquicia.

¿Cuál será el rol de Rose en los Cavs? Todo dependerá del camino que tome Irving. Por lo pronto, LeBron, en su presumible último año en Cleveland, ha encontrado un compañero con experiencia y que, si se mantiene saludable, puede ser de una enorme ayuda para un equipo que, incluso sin Irving, parece el gran favorito del Este, junto a los Celtics de Boston.

Publicado en Newsgur

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido