Los 5 mejores bases y escoltas de la agencia libre en la NBA

La agencia libre de la NBA ha tenido muchísimos movimientos. Después de más de un mes de intensas negociaciones, varios equipos abrieron sus abultadas billeteras para traer o mantener a jugadores que consideran claves, no solo para la próxima temporada. ¿Cuáles fueron los mejores contratos entre bases y escoltas en el mercado? Aquí analizamos cinco casos que llegaron a los titulares de los medios de comunicación.

Un poder de base

No hay dudas de que la posición de base es la que acumula más talento en una NBA en la que lanzar (y anotar) triples es cada vez más habitual. Tras conquistar su segundo anillo, en tres años, no quedaban dudas de que los Warriors de Golden State mantendrían a su figura icónica, Stephen Curry, quien culminaba cuatro años de contrato. La pregunta, entonces, no era si se quedaría, sino, ¿por cuánto? La respuesta fue asombrosa: la gerencia de los Warriors se aseguró de que el mejor lanzador de triples de la NBA (si se mantiene saludable superará sin dudas a Ray Allen en la cima histórica) vistiera el uniforme, elaborado por Nike, de Golden State por las próximas cinco campañas, a cambio de 201 millones de dólares.

Otro creador de jugadas que ocupó titulares fue Chris Paul. En Los Ángeles muchos esperaban que el Big Three conformado por DeAndre Jordan, Blake Griffin y CP3 llevara a los Clippers al menos a una final de Conferencia; pero esto no sucedió y el veterano armador decidió que valía la pena perseguir el sueño de un anillo en los Rockets de Houston, un equipo que parece mejor armado para luchar por el campeonato. Ahora, con la llegada de CP3, James “La Barba” Harden—quien garantizó una extensión en su contrato por 228 millones—probablemente abandone la posición de base, en la que tanto brilló el año pasado bajo las órdenes de Mike D´Antoni. Paul estará al menos un año con Houston, por 24,2 millones. ¿Firmará luego un megacontrato? Todo dependerá de cómo salgan las cosas para un equipo que, en el reino de los Warriors, quiere el título sí o sí.

Además de Curry y Paul, otros cuatro bases garantizaron elevadísimas cifras: Kyle Lowry se mantendrá con los Raptors de Toronto, a cambio de 100 millones por 3 años; Jrue Holiday estará en los Pelicans de Nueva Orleans por 5 años y 126 millones y George Hill jugará en los Kings de Sacramento por 3 años y 57 millones.

Escoltas en calma

La posición de escolta quizás haya sido la de menor movimiento en el mercado de agentes libres. La noticia más destacada fue que el veterano Dwayne Wade, a diferencia de Jimmy Butler, decidió no “poner pies en polvorosa” y optó por quedarse un año más con los Bulls de Chicago, a cambio de 24 millones. La salida de Buttler hacia los Timberwolves de Minnesota reduce las opciones del equipo, pero si analizamos que la Conferencia Este luce cada vez más débil, entonces no sería descabellado pensar que Wade (si se mantiene saludable) pudiera llevar a los Bulls a los playoff.

Un segundo movimiento muy interesante entre los escoltas fue la llegada de J.J. Redick a los Sixers de Filadelfia, uno de los peores equipos en el último lustro en la NBA, pero que se ha ido llenando, sobre todo a partir de selecciones del draft, de un gran talento. La experiencia de Redick, quien recibirá 23 millones por un año, pudiera impulsar a esta franquicia de vuelta a la postemporada.

Además, los Lakers también apostaron por un escolta para reforzar a una nómina que tratará de salir del fondo del Oeste, así que trajeron a Kentavious Caldwell-Pope, por un año y 17 millones. Un cuarto movimiento entre los escoltas que vale la pena destacar es que el Heat de Miami, que quedó en la campaña anterior a las puertas de los playoff, le extendió un contrato de 4 años y 52 millones a Dion Waiters.

Publicado en Newsgur

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido