Luck (y) Colts en la NFL

Luck lanzó 4 TD y guió a los Colts una espectacular victoria 45-44 sobre los Chiefs
Luck lanzó 4 TD y guió a los Colts una espectacular victoria 45-44 sobre los Chiefs

Con el partido 38-10 en su contra, quizás ni los más fervientes fanáticos de los Indianápolis Colts soñaran con “vivir un día” más en los playoffs de la NFL. Los Kansas City Chiefs estaban aplastando a los locales y, al parecer, nada cambiaría el curso del desafío. Gran error.  A partir del tercer cuarto “algo” cambió en los Colts y el mariscal de campo Andrew Luck fue capaz de  gestar el segundo mayor regreso en un partido de postemporada en la historia.

De repente, la defensa de los Chiefs comenzó a permitir todo lo que había evitado a lo largo del partido y los pases de Luck encontraron a sus receptores. Primero conectó con Donald Brown (10 yardas), luego con el ala cerrada Coby Fleener (12 yardas). No obstante, con dos goles de campo más, los Chiefs se aferraban a una ventaja de 44-38…hasta que llegó el pase de Luck a T.Y. Hilton para un TD de ¡64 yardas! Desde el lateral, Andy Reid no podía creer lo que estaba viendo. Este fue el octavo revés consecutivo de los Chiefs en postemporada.

Ahora los Colts viajarán a Denver o New England la semana entrante (esto dependerá del resultado del duelo Bengals – Chargers).

El vuelo de los Eagles terminó con el reloj en 00

Con el reloj en 00, los New Orleans Saints necesitaban un “milagro”; aunque, en realidad, no era uno tan grande: un gol de campo de apenas 32 yardas. Los fanáticos de los Eagles hicieron todo el ruido posible, pero nada desconcentró al pateador Shayne Graham quien convirtió su cuarto FG del partido y, de esta manera, los Saints ganaron su primer juego de postemporada fuera del Súperdome en Louisiana. Lástima por la salida del equipo de Chip Kelly, porque realmente su ataque terrestre me resultaba muy atractivo.

Supuestamente este partido mostraría un gran despliegue ofensivo entre dos equipos que, en los 16 partidos de la campaña regular, promediaron de conjunto 816,7 yardas y 53,5 puntos; sin embargo, en el Lincoln Financial Field se vivió una realidad diferente. La rápida ofensiva de Kelly, quizás una de sus “marcas” más evidentes a lo largo de toda la temporada, no funcionó contra los Saints; pero faltó muy poco para que Nick Foles y compañía completara otra gran remontada, pues de 7-20 se colocaron 24-23, con menos de 5 minutos por jugar.

Drew Brees elaboró el drive final que comenzó muy bien, con el retorno de 39 yardas de Darren Sproles que “acortó” notablemente el campo para los Saints. Luego, el equipo corrió el ovoide hasta situarse a una distancia suficiente, ya sin tiempo en el reloj, para que Graham conectara su cuarto gol de campo del partido. Dos semanas atrás, Graham ni siquiera estaba en el equipo, pero fue firmado para reemplazar al veterano pateador Garrett Hartley. ¿Alguien se arrepiente del nuevo contrato? Lo dudo mucho.

Ahora los Saints viajarán hasta Seattle. En su terreno, los Seahawks solo han perdido un partido en los dos últimos años; pero New Orleans “cree” en los milagros.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido