Olimpida de ajedrez: rostros diferentes en séptima ronda

El debutante Ortiz lo ha hecho muy bien: 4 puntos en 5 partidas
El debutante Ortiz lo ha hecho muy bien: 4 puntos en 5 partidas

La recuperación de la selección nacional masculina que interviene en el torneo Abierto de la Olimpiada de ajedrez, en Estambul, ha sido excelente. Después de su sorpresivo revés ante Irán, en la cuarta ronda, los cubanos han obtenido tres convincentes triunfos, el último de ellos frente al equipo de la Asociación de ciegos.

En la séptima jornada, el capitán Reynaldo Vera decidió darle un descanso al Gran Maestro Leinier Domínguez y su lugar lo ocupó Lázaro Bruzón quien ha sido el mejor jugador del plantel. El tunero ascendió en la nueva actualización del ranking mundial al lugar 31, por su ELO de 2713 puntos, y en la Olimpiada se mantiene invicto.

Bruzón condujo las blancas ante el ruso Yuri Meshkov (2390) y jugó una buena partida. Primero entregó la dama, por las dos torres, en el movimiento 28. Luego penetró con su torre en la séptima fila y allí maniobró hábilmente, hasta el fulminante 31. Ta8, con el que ganó la dama negra. Esto le permitió jugar un cómodo final.

Con cinco triunfos, en siete encuentros, Bruzón ha aumentado en cuatro puntos su coeficiente, por lo que está muy cerca de Domínguez quien ha cedido unidades. El segundo tablero lo defendió Yuniesky Quesada, con negras, frente al ucraniano Sergey Grigorchuk (2298). La amplia diferencia en el ELO no se vio reflejada en el tablero y se arribó a un final muy igualado, con cinco peones para cada bando. Quizás Quesada no quiso forzar, porque ya sabía el resultado del match y optó por firmar las tablas.

En el tercer tablero, Yusnel Bacallao se enfrentó a una defensa Siciliana, variante Rossolimo, planteada por el alemán Oliver Christian Mueller (2265). No hubo muchas complicaciones en la partida, porque en el movimiento 29 el germano se equivocó, al tomar con el caballo el peón de a2. Poco después, el cubano realizó una combinación con la que encerró, en red de mate, al rey negro.

Por último, Isán Ortiz, con negras, apostó por una defensa Siciliana, frente al inglés Christopher Ross (2231) y logró combinar el alfil y el caballo sobre el punto f2, para obtener una pieza de ventaja.

El triunfo por 3,5 a 0,5 representó dos puntos al equipo nacional, con los que arribó a 10. En las tres fechas más recientes, frente a rivales muy inferiores, los cubanos han sido implacables, ya que acumulan 10 victorias, dos empates y ninguna derrota.

Después de la séptima ronda, el torneo Abierto sigue muy cerrado. En el match más seguido de la fecha, Rusia derrotó por 2,5 a 1,5 a Azerbaiyán, con un triunfo decisivo de Alexander Grishuk sobre Eltaj Safarli. De esta manera, Rusia mantuvo el liderazgo, ahora en solitario, con 13 unidades. Mientras, los chinos sorprendieron a los armenios, también por 2,5 a 1,5, gracias al éxito, en el segundo tablero, de Yue Wang sobre Sergei Movsesian.

DAMAS EN TENSIÓN

El match de las cubanas contra las bielorrusas no parecía difícil. La diferencia de ELO promedio entre ambos equipos era enorme (2335 por 2198); sin embargo, nuevamente frente al tablero la selección nacional lució muy tensa y el empate a dos puntos pudiera considerarse otro pobre resultado.

La pinareña Lisandra Ordaz, con blancas, chocó contra la defensa Eslava de la Gran Maestra Nastassia Ziaziulkina (2342). El encuentro terminó en tablas, tras 30 movimientos, en un final de cuatro peones por bando, con torre y alfil de las blancas, por caballo y torre de las negras.

En el duelo entre Sulennis Piña y Anna Sharevich (2261), la cubana tuvo una amplísima ventaja; sin embargo, entró en serios apuros de tiempo y no vio una combinación ganadora. La europea aprovechó su oportunidad e igualó la partida.

En el tercer tablero, Oleiny Linares volvió a mostrar un mejor nivel, al obtener su segundo triunfo consecutivo, este con blancas, ante Lanita Stetsko (2130). La santiaguera tomó ventaja desde la jugada 17 y en la 25 obtuvo una pieza de más. Luego, el peón pasado por la columna “d” y la pareja de alfiles fue suficiente para inclinar el rey de la bielorrusa.

La partida más tensa fue la de Maritza Arribas frente a Tatiana Revo (2058). La cubana cometió un error en la jugada 16 y a partir de allí las blancas se adueñaron de las columnas centrales y siguieron presionado sobre la débil posición del negro.

El empate fue decepcionante, porque la selección nacional dejó escapar otro valioso punto y con ocho unidades se mantendrá alejada de los 30 primeros puestos.

RESUMEN DE RESULTADOS DE LOS EQUIPOS CUBANOS

Femenino:

Ordaz, Lisandra (2344) ½ Ziaziulkina, Nastassia (2342)
Piña, Sulennis (2345)                       ½            Sharevich, Anna (2261)
Linares, Oleiny (2355)                     1-0           Stetsko, Lanita (2130)
Arribas, Maritza (2296)                     0-1       Revo, Tatiana (2058)

Masculino:

Bruzón, Lázaro (2711)  1-0 Meshkov, Yuri A. (2390)
Quesada, Yuniesky (2626) ½ Grigorchuk, Sergey (2298)
Bacallao, Yusnel (2583)                      1-0           Mueller, Oliver Christian (2265)
Ortiz, Isán (2569)                                  1-0 Ross, Christopher (2231)

Publicado en CubAhora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido