Los Delfines cayeron en la tierra

9 sacks en dos cuartos...Horrible noche para Cutler
9 sacks en dos cuartos...Horrible noche para Cutler

7-6. Esa era el marcador en el Sun Life Stadium después de los dos primeros cuartos. Los Miami Dolphins iban delante por un punto sobre los New England Patriots. Otra vez la defensiva estaba jugando un rol protagónico. Todo esto cambió en apenas dos minutos. Brandon Tate recibió el kick-off de la segunda mitad y corrió 103 yardas para colocar delante en el marcador a su equipo y a partir de allí desapareció la defensa; mientras la ofensiva de Miami cometió error tras error. Un verdadero desastre.

Pat Chung bloqueó una patada de punt de los Dolphins que luego se convirtió en un rápido touchdown; luego el mismo Chung bloqueó un intento de gol de campo y los Patriots tuvieron a Kyle Arrington en el lugar exacto para recoger el ovoide y correr 35 yardas hasta la zona final de Miami. Por último, otra vez Chung interceptó a Chad Henne. 41-14, un marcador que refleja claramente lo que sucedió en los dos cuartos finales. La ofensiva de los Dolphins poco pudo hacer, la defensa tampoco frenó a los Patriots. Muy mal Henne, con sus tres intercepciones, aunque las cosas no mejoraron con Tyler Thigpen quien también fue interceptado. No hizo falta Randy Moss.

En sus dos presentaciones en casa, los Dolphins permitieron ¡72! puntos a los Jets y Patriots, los rivales de fuerza en su división, pues los Bills no representan un serio peligro para nadie. Los Dolphins llegan a su semana de descanso con demasiadas interrogantes. ¿Qué imagen mostrarán en 15 días, la del equipo con férrea defensa que detuvo a los Vickings o el que se desplomó ante los Patriots?

OTRAS COSAS QUE ME LLAMARON LA ATENCIÓN DE LA 4TA SEMANA
– Increíble el récord de Cutler, el mariscal de los Bears, pues 9 sacks en la primera mitad es demasiado. ¿Dónde estaba la línea ofensiva de Chicago?
– Los Bengals perdieron un partido en el que salían como amplios favoritos; no obstante, al menos tuvieron la buena noticia de ver a Terrell Owens capturar 10 pases, que significaron 222 yardas.
– A McNabb le aplaudieron en su regreso a Filadelfia. Claro, antes de que comenzara el partido. Imagino que los fanáticos de los Eagles tengan los dedos cruzados para que la lesión de Michael Vick no sea tan seria como lució.
– Lo de los Detroit Lions ya ha sido demasiado. Quizás solo comparables con los Piratas de Pittsburgh, en las Mayores. Los Lions han perdido ¡23! partidos consecutivos fuera de casa. Si tenemos en cuenta que en una temporada cada equipo tiene 8 juegos de visitantes, es fácil sacar la cuenta.
– El gol de campo de Scobee, a ¡59! yardas, sin tiempo en el reloj, dejó estupefactos a los Colts y no es para menos. A pesar de los buenos números de Peyton Manning, Indianápolis tiene ya dos derrotas.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido