domingo, junio 16Un espacio para todos los deportes

Etiqueta: Tommie Smith

Gloria y tragedia en los Juegos Olímpicos
Olímpicas

Gloria y tragedia en los Juegos Olímpicos

Las premiaciones son momentos inolvidables, porque después de un enorme esfuerzo, el atleta recibe su presea y escucha el himno de su país. En la centenaria historia de los Juegos Olímpicos de la era moderna han ocurrido hechos muy curiosos relacionados con las ceremonias. Por ejemplo, en los Juegos de Helsinki, en 1952, el corredor Josy Barthel, del Gran Ducado de Luxemburgo, triunfó en los 1500 metros planos; pero, de seguro, no recordó con agrado la premiación, pues aunque le entregaron el título, la banda de música no pudo interpretar el himno de su país…porque esa pieza no figuraba en el repertorio. Años después, en 1968, en los Juegos de Ciudad México, los corredores estadounidenses Tommie Smith y John Carlos protagonizaron una de las mayores protestas políticas en citas estivales...
Black Power, el gesto que inmortalizó a Tommie Smith y John Carlos
Olímpicas

Black Power, el gesto que inmortalizó a Tommie Smith y John Carlos

Un cuarto de millón de dólares. Ese fue el precio que pidió el corredor norteamericano Tommie Smith por la medalla de oro que obtuvo en los Juegos Olímpicos de México, en 1968. Agobiado por las deudas, el veterano corredor no encontró una mejor opción y tuvo que subastar la presea que lo convirtió en uno de los símbolos más importantes en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos. Las imágenes de Tommie y su compañero John Carlos, subidos en el podio de premiación, con la cabeza baja y el puño con un guante negro en alto, mientras sonaban las notas del himno estadounidense, serán recordadas por siempre; aunque la vida de los atletas involucrados en aquella valiente protesta no fue fácil después de la cita estival mexicana. Imaginemos que estamos en el estadio Olímpico de Méxic...
Tommie Smith y el recuerdo de una protesta olímpica
Conflictos

Tommie Smith y el recuerdo de una protesta olímpica

El australiano Peter Norman no sabía exactamente qué iba a suceder, pero intuía que aquella ceremonia no sería igual a otras. Unas horas antes, Norman fue protagonista de una de las noticias más sorprendentes cuando superó al estadounidense John Carlos, aunque el esfuerzo no fue suficiente para sobrepasar al norteño Tommie “Jet” Smith quien registró un tiempo impresionante: 19,83 segundos y no tuvo problemas para ganar la final de los 200 metros. Era octubre de 1968 y en la Olimpiada de México se utilizaba por primera vez una pista sintética para el atletismo. Esa innovación y la altura sobre el nivel del mar de la capital azteca propiciaron marcas inolvidables, entre ellas el estirón increíble de Bob Beamon hasta los 8,90 metros en el salto largo, un récord que estuvo vigente 23 años. ...