domingo, diciembre 4Un espacio para todos los deportes

Tres récords difíciles de superar en la Copa Mundial de fútbol

PELÉ, EL ÚNICO FUTBOLISTA CON TRES TÍTULOS MUNDIALES

El mejor futbolista del siglo XX —a pesar de lo que sigan pensando los fanáticos del gran Diego— es dueño de varias marcas en las Copas. Pelé es el único jugador que ha conquistado tres títulos mundiales. Además, comparte el récord de mayor cantidad de participaciones en partidos finales, con tres.

El “Rey” Pelé levantó la Copa Jules Rimet en 1958, 1962 y 1970. En la cita de Suecia, con apenas 17 años, esta leyenda del fútbol fue clave en el primer título de Brasil. Pelé logró un hat-trick, contra Francia, en el partido semifinal. Luego, en la final, contra los locales, anotó dos veces.

La contribución de Pelé a la segunda corona brasileña, en Chile 1962, fue más limitada. El jugador anotó en el partido inaugural; pero, en el segundo, sufrió una lesión que no le permitió jugar más en esa Copa. A pesar de no contar con su estrella, aquella formidable selección brasileña siguió imbatible y conquistó el segundo Mundial de manera consecutiva.

La despedida de Pelé de las Copas Mundiales fue la mejor posible. En la cita de México 1970, el “Rey” marcó cuatro goles, entre ellos uno en la final, contra Italia. Leyenda del fútbol.

CAFÚ Y RONALDO, LOS BRASILEÑOS QUE JUGARON TRES FINALES CONSECUTIVAS

Cuatro jugadores han formado parte de equipos que participaron en tres partidos por el título de manera consecutiva. Dos de ellos son brasileños: Cafú y Ronaldo. Ambos estuvieron en la Canarinha que llegó a la final de las citas de 1994, 1998 y 2002. En dos de esas ocasiones, los brasileños salieron victoriosos. Ronaldo no entró en la alineación del equipo que derrotó a Italia, en la tanda de penales, en 1994; pero luego fue protagonista en las otras dos finales. Mientras, Cafú sí fue regular en los tres partidos y, en 2002, actuó como capitán, así que levantó la Copa de la FIFA.

DIEGO ARMANDO MARADONA, EL GRAN CAPITÁN

Maradona es el autor del gol más famoso en la historia de las Copa Mundiales y también el genio argentino mantiene el récord de más partidos disputados como capitán de un equipo. Diego llevó el brazalete de capitán en los siete juegos de la selección albiceleste, en la cita de México 1986. Luego, también intervino en los siete desafíos de la siguiente Copa, en 1990, cuando Argentina volvió a alcanzar la final. Por último, en la edición de Estados Unidos 1994, Maradona participó en los dos primeros encuentros; pero, después, fue expulsado del Mundial, por dar positivo a efedrina, un medicamento prohibido por la FIFA.

Lea el artículo completo en PanamericanWorld

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *